FANDOM


King Yu of Xia

Yu el grande.Color en seda, dinastía Song. Museo Nacional del Palacio.

Yu el grande (Chino: 大禹; pinyin: Dà Yǔ) es un semidios[1], tercero y último de los reyes sabios de la época dorada de la prehistoria china y fundador de la mítica dinastía Xia. Sucedió a Yao y Shun. Este emperador mitológico es el protagonista de una gran variedad de historias. La más popular trata la reconstrucción de China tras la gran inundación que cubrió todo el mundo. Es adorado por su perseverancia para afrontar todos los obstáculos.[2] Suele ser identificado como descendiente de Zhuanxu y Huangdi. En el arte verbal su nombre suele aparecer como Da Yu (Da significa "grande").[1]

HistoriaEditar

NacimientoEditar

Antes de nacer, las inundaciones amenazaban la Tierra. El padre de Yu, Gun, fue al cielo y tomó Xirang, tierra divina que crecía sola, sin el permiso de los dioses, ya que quería embalsar las aguas. Zhu Rong, el antiguo dios del fuego, ejecutó a Gun por este pecado. Ya muerto, Gun dio a luz a Yu, quien nació de su ombligo.[1] Tres años después de morir, su cuerpo no se había podrido. Cuando le abrieron el vientre con una espada, emergió Yu. Ningún relato antiguo menciona ni quién ni cómo abrió la barriga. Una explicación para esta imprecisión puede encontrarse en una detallada descripción transmitida oralmente en el valle del río Huai. Afirma que cuando Gun fue ejecutado, su espíritu era tan inflexible que concibió vida en su barriga. Enterándose de esto, la divinidad suprema envió a uno de sus subordinados a investigarlo. El subordinado descubrió que el cadáver tenía tanta vitalidad como si estuviera vivo. Hundió la espada que le concedió la divinidad suprema en el vientre de Gun. Entonces, nació Yu nació montando un dragón desde el vientre abierto.[1]

Control de la inundación mundialEditar

Yu el grande

Imagen de Yu de la dinastía Han.

Zhu Rong, apiadándose de la humanidad y pensando que lo que había hecho Gun no era tan malo, permitió a Yu tomar tierra y reconstruir la tierra.[2] Una versión cuenta que fue la divinidad suprema quien ordenó a Yu esparcir Xirang para controlar la inundación y estabilizar el mundo. En otra versión, fue recomendado por Shun al rey Yao para luchar contra la inundación. Sin embargo, se cuenta que al haber nacido del espíritu indomable de Gun, Yu continuó el trabajo inacabado de su padre mientras crecía. Se decía que Yu sufrió con esta tarea durante 30 años. Dedicó tanto tiempo a esta tarea que no volvió a su hogar ninguna vez durante este periodo. Según una famosa historia, incluso tuvo tres oportunidades de pasar por su casa, pero no lo hizo. Esta virtud de abnegación y fortaleza de espíritu le dio un gran respeto de la gente de tiempos posteriores.[1]

Muchas historias mencionan a Yu obteniendo ayuda de distintos dioses. Una de las versiones populares es que obtuvo un mapa detallado de Hebo, el dios del río Amarillo. Se decía que Hebo solía ser un humano llamado Fengyi (A veces, Pingyi o Bingyi) y se ahogó mientras navegaba el río. La Divinidad Suprema sintió compasión por él por lo que lo encargó del río. Cuando Yu comenzó una investigación de la situación del río Amarillo, un dios con una cara humana blanca y tronco de pez emergió del río. Le contó a Yu que era Hebo, y le dio un mapa con la localización de los ríos. Entonces volvió de nuevo al río. Con este mapa, Yu obtuvo una idea general respecto a la situación de la inundación mundial, e ideó métodos para tratarlos.[1]

Yu drenó las aguas que cubrían las llanuras de China y habían convertido en islas las nueve provincias. En el extremo occidental del país, hizo agujeros en las montañas y creó ríos y torrentes para controlar y dirigir la inundación. En el extremo oriental, construyó un sistema de irrigación para drenar el agua al mar, reclamando la tierra para los cultivos. También conectó los caminos de las provincias entre sí. En sus labores, fue ayudado por un dragón amarillo (Yinglong) que arrastró su cola ante él para hacer un camino. Mientras tanto, una tortuga negra se llevaba el barro.[2][1]

Algunas veces, Yu casi no podía andar o trabajar por los grandes callos que tenía en manos y pies. Estaba exhausto por el trabajo. Aún así, encontró fuerzas para continuar.[2]

Cuando Yu terminó el trabajo, la inundación estaba controlada, pero aún había peligros. En una historia, Gonggong hizo que aumentaran las aguas y Yu tuvo que capturarlo y exiliarlo. En otra, Gonggong usó un dragón de nueve cabezas llamado Xiangliu para amenazar al reino. Yu lo mató, pero nada crecería en la zona hasta que Yu hiciera una terraza especial para los dioses al norte de Kunlun.[2]

Cuando Yu viajó a la montaña Tongbai se encontró varias veces con truenos y vendavales de Wuzhiqi, dios de los ríos Huai y Wo, y sus seguidores míticos, que evitaban que siguiera su trabajo. Yu se enfadó y reunió a todos los dioses, ordenando a Kui limpiar todos los males. Los dioses de Tongbai y otras montañas que solían seguir a Wuzhiqi se asustaron. Yu metió a algunos de ellos en la cárcel, animando a Wuzhiqi a aparecer. Cuando se mostró tenía forma de mono, el pecho verde, la cabeza blanca, ojos amarillos y garras blancas. Cuando se estiraba medía 30 metros y tenía tanta fuerza como nueve elefantes. El monstruo era bueno hablando, muy inteligente y de acciones rápidas. Tras varios intentos sin encontrar el subordinado capaz de dominarlo, Yu eligió a Gengchen, quien colocó en su nariz una gruesa y resistente cadena con una campana dorada, y lo mantuvo en la falda de la montaña Gui.[1] Desde entonces, el río Huai fluye pacíficamente.

Otras hazañasEditar

Según el mito, Yu tuvo tanto éxito en controlar la inundación trabajando duro durante 30 años, que el emperador Shun, uno de los cinco emperadores legendarios, le ofreció el trono a Yu, que acabó aceptando. Según este relato, se convirtió en el primer emperador de la mítica dinastía Xia, que se decía que precedía a la Shang. Entre otras cosas, se decía que el emperador Yu ordenó medir la Tierra. La historias dan distintos resultados. Una historia del siglo II a.C. declara la distancia entre el polo este y oeste de la Tierra como 233.500 li y 75 pasos, con el mismo valor de norte a sur.[2] Según un relato del Shanhaijing (Capítulo 9), Yu ordenó a su subordinado Shuhai medir la tierra desde el extremo este al oeste. Medía 500.109.800 bu (bu significa "pasos"; según una versión un bu son 2,43 metros), En distintos textos, los detalles de la medición varían. En el capítulo 4 de Huainanzi, se decía que Yu midió de este a oeste yentre los dos polos, con un resultado distinto al señalado en el Shanhaijing. Sin embargo, se cree que esta obra ayudó mucho a Yu a controlar la inundación y gobernar el país.[1]

Como no solo podía derrotar y ejecutar demonios y dioses que desobediesen sus órdenes sino también controlar todos los dioses, Yu fue identificado por algunos académicos como la Divinidad Suprema. Esta suposición puede estar apoyada por las historia de la expulsión de Gonggong, el dios del agua, y matar a Fangfeng, un dios y gigante que llegó tarde a la reunión de los dioses.[1]

Aparte de su poder mítico, también es aclamado en varios textos por su extraordinaria valentía. En un relato registrado en varios textos antiguos, muestra a Yu, como ser humano, derrotando a un dragón. Una vez en sus viajes para inspeccionar el sur, cuando Yu navegaba por el río Yangtsé, apareció de repente un dragón amarillo en su barco. Todos los pasajeros en el barco estaban asustados excepto Yu, quien, riéndose, dijo: "En nombre de los cielos, estoy haciendo todo lo que puedo para salvar a toda la gente. Para mi, yo solo estoy en este mundo temporalmente y volveré a casa para morir. ¿Cómo podría asustarme?". Durante esta charla, miró al dragón como si se enfrentara a un pequeño gusano, por lo que le dragón huyó.[1]

Otra hazaña mítica es la de crear los Nueve Calderos tras suceder a Shun. Esos calderos tenían la función divina de enseñar a la gente a distinguir entre la fidelidad y la traición, y evitar que los males y demonios dañaran a la gente, por lo que fueron tratados como tesoros nacionales. En la tradición posterior, aunque esos calderos estaban dispersos o desaparecidos, fueron identificados como símbolos de poder imperial supremo. Se creía que cualquiera que quisiera ser emperador, debía poseer los Nueve Calderos.[1] En estas historias, Yu es un trabajador del metal aparte de héroe.[2]

Se decían que las aventuras de Yu evitaron que se casara antes de los 30 años, pero Yu temía transgredir el rito moral que requería que un hombre se casara antes de esta edad, por lo que rezó para obtener un augurio de su matrimonio. En ese momento, se le apareció un zorro blanco de nueve colas. Interpretó este hecho como una señal de que debía casarse con una mujer del clan Tushan, simbolizado por el zorro blanco. El nombre de su esposa fue Nü Jiao.[2] En algunas versiones cuenta que el cinco día después de casarse, Yu dejó a su esposa y continuó su trabajo con la inundación. Sin embargo, hay muchas historias en las que Yu trabaja con la ayuda de su esposa.[1]

Yu era capaz de transformarse en un oso y obtener la fuerza para continuar su trabajo incluso cuando estaba cansado. Luego volvería a transformarse en humano y golpearía su tambor para que su esposa le trajera la cena. Un día, mientras Yu estaba rompiendo rocas, su esposa embarazada creyó que era la hora de la cena. Asustada por el oso, Nü Jiao huyó y Yu fue tras ella. Se tropezó y cayó al suelo; ella estaba tan asustada que se transformó en piedra.[2] Se dice que Yu le pidió a la roca que le diera el niño, y esta se abrió en la cara que daba al norte. Desde ahí nació su hijo Qi (qi significa "abierto"). Qi posteriormente heredó el trono de su padre y se convirtió en el primer emperador Xia.[1] En otra versión de la historia, se decía que Yu bailó ante la posibilidad de una boda y se transformó accidentalmente en un oso.[2]

Las historias de Yu siguieron contándose durante siglos. Conforme pasó el tiempo, su identidad mítica como dios cambió a algo más cercano a un héroe humano. Los filósofos taoistas adaptaron la historia para mostrar que los miembros del panteón taoista tenían más poder que Yu. en una historia tardía del siglo X, Yu es ayudado por una diosa llamada la Dama de Jaspe o Yunhua.[2]

CultoEditar

Yu the Great mausoleum stele in Shaoxing, Zhejiang, China

Mausoleo de Yu en Shaoxing.

Como héroe, se dedicó a salvar gente, que dieron grandes contribuciones al mundo y que mostraron un gran espíritu para esforzarse para completar sus objetivos sin importar lo difíciles que fueran, por lo no solo Yu fue considerado un dechado de soberanos en tiempos posteriores sino también un modelo ejemplar para animar a la gente a manejar situaciones difíciles y esforzarse para tener una vida mejor. Además de ser una figura mitológica importante, Yu también tuvo una amplia influencia en la sociedad y cultura chinas. En el taoismo, la religión tradicional más popular en China, hay un conocido baile ritual conocido como "El paso de Yu". Se cree que es un poderoso baile mágico. Es los rituales importantes, los taoistas la realizan mientras simulan estar cojos. Se dice que este baile se origina en Yu. Otra versión asocia esto con el trabajo de Yu para controlar la inundación. Dado que trabajó durante mucho tiempo, tuvo reumatismo en una pierna y mostraba cojera. Para recordarlo, la gente luego creó el baile ritual que imitaba su caminar, y lo nombró en su honor. Otra versión dice que el baile fue creado por el propio Yu al imitar al ave divina. Cuando se reunió con todos los dioses, bailó con este paso.[1]

Temple of Yu the Great in Shaoxing, Zhejiang, China

Templo de Yu en el mausoleo de Yu.

Además, en muchos lugares del país, como en las provincias de Shandong, Henán, Shanxi, Shaanxi, Zhejiang y Sichuan, se pueden encontrar muchos templos del rey Yu construidos en distintas épocas. En el condado de Hequ, en la provincia de Shanxi, por ejemplo, hay un templo del rey Yu construido durante la dinastía Qing. Cada 15 de julio por la noche hay un festival de linternas. En la ciudad de Shaoxing, provincia de Zhejiang, está la Tumba de Yu, donde se dice que está enterrado (la localización legendaria varía según los relatos). Junto a la tumba hay un viejo templo del rey Yu que ha sido reconstruido y redecorado muchas veces. Originalmente fue construido por las dinastías Meridionales y Septentrionales (420-589 d.C.), pero fue demolido en tiempos posteriores. Repetidamente, el templo fue reconstruido tras ser demolido. El templo actual fue reconstruido en 1934, manteniéndose en buenas condiciones. Tanto el templo como la tumba sirvieron como lugar donde los soberanos ofrecían sacrificios al rey Yu. Según registros antiguos, el primer emperador de la dinastía Qin vino aquí para adorar al rey Yu. Esto comenzó el rito para emperadores de dinastías posteriores. En el presente, este lugar sigue atrayendo tanto a líderes chinos como a personas ordinarias.[1]

Otro lugar famoso por sus templos de Yu es el condado de Beichuan en la provincia de Sichuan. Este es uno de los lugares donde se decía que nació Yu. En este condado, en la dinastía Tang (618-907) hasta el presente, se construyeron varios templos y monumentos conmemorativos de Yu. El más impresionante es el monumento conmemorativo Da Yu, construido en estilo antiguo en 1991 con el apoyo del gobierno local. Dentro, se muestran imágenes de los restos legendarios de Da Yu, calcos de inscripciones relacionadas, libros y artículos sobre Yu y varias obras de arte. Como el primer monumento conmemorativo de Da Yu en China, puede interpretarse como un símbolo típico para la gente china para expresar sus mayores respetos a Yu.[1]

ReferenciasEditar

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 Yang, Lihui; An, Deming (2005). ABC-Clio (ed.). Handbook of Chinese Mythology, pp. 236-240. ISBN 1-57607-807-8.
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 Roberts, Jeremy (2010). Infobase Publishing (ed.). Chinese Mythology A to Z, pp. 144-145. ISBN 0-8160-4870-3.


¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar