Fandom

Mitología Wiki

Yam

1.265páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir

Yam era una antigua palabra semítica para "mar," siendo el nombre del dios cananita de los ríos y el mar. Yam también era el dios del caos primordial. Representaba el poder del mar furioso y salvaje. También llamado Nahar ("río"), también controlaba las inundaciones y desastres relacionados.

En la mitologica semítica occidental, el dios principal, El, le otorgó el reinado de los dioses. Cuando se convirtió en un tirano y poseyó a la esposa de El, Astoret, el dios de la tormenta Baal (Hadad) lo desafió y lo mató en una batalla titánica, terminando con Yam arrojado del monte celestial Safón.

El mitico dragón marino Lotan, a quien también derrotó Baal, estaba íntimamente ligado con Yam y posiblemente sea un aspecto suyo. En muchas culturas aparece un demonio marino similar. El monstruo bíblico leviatán es visto como similar a Lotan, nombrandose su morada marina en la Biblia hebrea como yam.

La victoria de Baal sobre Yam es similar a la leyenda mesopotámica de la victoria de Marduk sobre la diosa primordial del mar, Tiamat. Los mitólogos y estudiosos religiosos han encontrado numerosos mitos paralelos, siendo interpretados como el triunfo del orden divino sobre el caos primitivo.

En la epopeya de BaalEditar

Baal thunderbolt Louvre AO15775.jpg

Baal sosteniendo sus rayos

La fuente primaria para nuestro conocimiento de Yam proviene de la Epopeya de Baal, también conocido como el Ciclo de Baal, que describe como el dios Baal alcanzó la cumbre del panteón cananita.

AL comienzo el amable pero distante El, padre de los dioses, legó su reinado a Yam. Sin embargo, el dios del mar no tardó en convertirse en un tirano que oprimía a los demás dioses. Astoret, la diosa madre, intentó razonar con él, pero se negó rotundamente a ceder. En desesperación por el bienestar de sus hijos, Astoret accede a entregarle su propio cuerpo.

Sentado en el consejo con los otros dioses, Baal, indignado, decide rebelarse contra Yam. Oyendo su plan, Yam ordena descaradamente que le entreguen a Baal como castigo, mandando emisarios al consejo de los dioses que no respetan ni a El. Baal protege las armas del artesano divino Kothar-wa-Khasis y procede a derrotar a Yam en batalla, rescatando a Astoret y liberando a los demás dioses de la opresión de Yam, convirtiéndose en su señor.

Sin embargo, Baal a su vez es derrotado por Mot, el dios del desierto, la muerte y la infertilidad, quien le acusa de matar a la gran serpiente marina Lotan, íntimamente asociada a Yam. El propio Baal es rescatado por los esfuerzos de su hermana Anat para que pueda resurgir y reinar en una aparente receración de los ciclos anuales de lluvia y sequía.

Poco se sabe sobre cómo se adoraba a Yam.

Similitudes con otras mitologíasEditar

Yam (mar) y su título secundario Nahar (río) posee una similitud definida con las antiguas deidades primitivas Tiamat y Apsu, los dioses primordiales del agua salada y dulce, respectivamente. En la epopeya babilónica de Enuma Elish, Tiamat y su tiránico secuaz Kingu son derrotados y asesinados por el dios de la tormenta Marduk, quien se convierte en el líder supremo y rey de los dioses, de la misma manera que Baal derrota a Yam y asciende a la cúspide del panteón cananita.

La batalla entre Yam y Baal también recuerda al conflicto de la mitología hitita y hurrita entre el dios del cielo Teshub (o Tarhunt) y la serpiente Illuyanka. En otro mito hitita, cuando el dragón marino Hedammu amenaza la tierra y sus criaturas, la diosa Ishtar pretende ofrecerse a él.

Johann Heinrich Füssli 011.jpg

Thor luchando contra Jörmungandr.

Los egipcios también sabían de Yam, quizás adquiriendo la historia de sus vecinos cananitas. El fragmentado papiro de Astarté sugiere las excesivas demandas de tributo que pedía Yam a las otras deidades. Como en el caso de Astoret en el ciclo de Baal e Ishtar en el mito hitita, la diosa Astarté ofrece convertirse en la esposa de Yam para aplacarlo. El dios Set se ofrece a ayudarla. Otra tradición egipcia implicaba moldear estatuas de la diosa y tirarlas al río para que se convirtiera en su esposa. Algunos expertos también ven un paralelismo entre Yam-Lotan y la serpiente egipcia del caos Apep, el eterno adversario del dios Sol Ra.

La mitología nórdica también habla de una serpiente y deidad del mar llamada Jörmungandr. Como Yam, es la archienemiga del dios de la tormenta, siendo en este caso Thor, dios de Odín.

En la mitología griega, el titán-serpiente Tifón luchó contra el dios de la tormenta Zeus en el Olimpo, siendo arrojado a los abismos de la Tierra. También comparte ciertas característica con el grecorromano Ofión, el titán serpentino del mar, que dominaban el monte Olimpo. También se han señalado paralelismos entre Océano y Poseidón.

Finalmente, la historia de Yam y Baal también es análoga al mito védico de la guerra entre la serpiente Vritrá y el dios Indra, hijo del "Padre Cielo" Diaus Pitar.

Ecos bíblicosEditar

En la tradición bíblica, las mitologías politeistas de los dioses del cielo y la tormenta derrotando al demonio del mar primitivo es reemplazada por la idea de que Dios reinaba sobre todo desde el comienzo. Así, Génesis 1:1 afirma "En el principio, Dios creó el cielo y la tierra". Aún así, en el siguiente versículo, incluso antes de la creación de la luz, hay una reverberación del mito del dios del cielo creando el orden del caos acuático: "Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas".

Destruction of Leviathan.png

La destrucción de Leviatán (1865) de Gustave Doré basándose en Isaías 27:1

Salmos 89:9 reitera el tema de la soberanía de dios sobre el caos: "Tú dominas la soberbia del mar; cuando sus olas se levantan, tú las calmas". Sin embargo, Salmos 74:14 aún conserva la tradición que refleja a la deidad hebrea Yahveh actuando en el papel de Baal, al derrotar al monstruo marino Leviatán (Lotan): "Tú aplastaste las cabezas de Leviatán; lo diste por comida a los moradores del desierto". El libro de Job 3:8 parece referirse al día cuando el tirano del mar despierte de su sueño, hablando de "los que están listos para despertar a Leviatán". Isaías 27:1, por su parte, se refiere a la victoria de Dios sobre el leviatán en el futuro: "Aquel día el SEÑOR castigará con su espada feroz, grande y poderosa, a Leviatán, serpiente huidiza, a Leviatán, serpiente tortuosa, y matará al dragón que vive en el mar"

Brazen-sea.jpg

El "mar" yam de bronce que se colocaba frente al templo

La palabra hebrea para "mar" en estos versos es yam. En la antigua Israel, la soberanía de Dios sobre las aguas del caos se simbolizaba en el Templo de Jerusalén, como en muchos otros templos de Oriente Medio, por la presencia de un gran "mar" de bronce que reposaba plácidamente cerca de la entrada del templo.

La historia del profeta Jonás implica un episodio en el mar en el que sus compañeros paganos del barco le acusan de la amenazante tormenta después de echarlo a suertes para descubrir quien es el responsable. Los marinos lo tiran al mar para calmar a la deidad enfadada, Yahveh, siendo tragado por un gran pez que parece ser un tipo de leviatán. La historia puede sugerir una práctica seguida por los pescadores levantinos que implicaba el sacrificio humano a Yam en momentos de extremo peligro.

En algunas interpretaciones cristianas de Génesis 3:15, la serpiente del Edén se equipara al leviatán, a quien el Mesías (o el arcángel Miguel), como Baal, derrotará un día: "él te herirá en la cabeza (de serpiente), y tú lo herirás en el calcañar". Un pasaje relevante del libro de las Revelaciones dice: "De modo que hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente original, el que es llamado Diablo y Satanás, que está extraviando a toda la tierra habitada; fue arrojado abajo a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados abajo con él" (Rev. 12:9). Luego, REvelaciones describe la destrucción definitiva de Satán, tras la que se hace la siguiente declaración: "Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más." (Rev. 21:1).

Relación entre Yam y YHWHEditar

Mientras que las analogías bíblicas ya mencionadas tienden a ver a Yahveh como un equivalente a Baal en su victoria sobre Yam-Lotan, algunos expertos creen que hay conexiones entre Yam y Yahveh. Mark S. Smith proporciona pruebas que el nombre original de Yam era Yaw.[1] La similitud con el tetragrama YHWH o Yahveh ha llevado a especular sobre una posible conexión entre Yam y el dios de la Biblia hebrea. Sin embargo, muchos expertos argumentan que los nombres pueden tener distintas raíces linguísticas y rechazan la idea de que estén relacionados.

Otra sugerencia es que se lee Ya'a. Con esto se ha sugerido que es una forma primitiva del nombre divino Yah o Yahu. Una teoría propuesta a comienzos del siglo XX sugirió que Ya'a era una forma del nombre Ea, el dios mesopotámico del agua.[2] Esta visión ha sido apoyada en tiempos recientes por arqueólogos como Jean Bottero[3], entre otros. Sin embargo, la mitología de Ea lo hace mucho más amable que Yam, siendo el paralelismo a la antigua diosa mesopotámica del mar Tiamat más probable, a pesar de la supuesta similitud etimológica con Ea.

ReferenciasEditar

  1. Mark S. Smith. The Origins of Biblical Monotheism: Israel's Polytheistic Background and the Ugaritic Texts. (New York: Oxford University Press, 2001)
  2. Walter Reinhold, Warttig Mattfeld y de la Torre, "Yahweh-Elohim's Historical Evolution" (Pre-Biblical). bibleorigins.net Link retrieved October 23, 2008.
  3. Jean Bottero. Religion in Ancient Mesopotamia. (Chicago: University of Chicago Press, 2004)

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar