FANDOM


En la mitología griega, Perseo (Griego: Περσεύς), el legendario fundador de Micenas y de la dinastía Perseida de los Dánaos, era, junto con Cadmo y Belerofonte, el mayor héroe griego y asesino de monstruos antes de la época de Heracles. Perseo decapitó a la gorgona Medusa y salvó a Andrómeda del monstruo marino Ceto. Perseo era el hijo de la mortal Dánae y el dios Zeus. También era el medio-hermano y bisabuelo de Heracles.

EtimologíaEditar

Debido a la la falta de datos del nombre Perseo y el carácter legendario de su portador, la mayoría de etimólogos lo eluden con la presunción de que podría ser pre-griego; sin embargo, el nombre de la ciudad nativa de Perseo era griega, así como los nombres de su esposa y familiares. Hay cierta perspectiva de que descendió al griego del idioma protoindoeuropeo. En ese aspecto, Robert Graves ha abrazado la única derivación griega disponisble. Perseo pudo derivar del verbo griego "πέρθειν" (perthein), "desperdiciar, asolar, saquear, destruir", del cual aparece alguna forma en los epítetos homéricos. Según Carl Draling Buck (Gramática comparativa de griego y latín), el sufijo -eus se usa típicamente para formar un nombre agente, en este caso de la raíz aoristo, pers-. Pers-eus por tanto es un saqueador de ciudades; es decir, un soldado por ocupación, un nombre adecuado para el primer guerrero micénico.

El origen de perth- es aún más desconocido. J. B. Hofmann enumera la posible raíz como *bher-, del latín ferio, "golpear". Esto corresponde al *bher- "raspar, cortar" de Julius Pokorny. Normalmente *bh- desciende al griego como ph-. Esta dificultad puede superarse asumiendo una disimilación del "th" en perthein; es decir, que los griegos prefirieron no decir *pherthein. Graves lleva el significado más allá, al perse- en Perséfone, diosa de la muerte. John Chadwick en su segunda edición de Documentos en griego micénico especula de la siguiente manera sobre la diosa micénica pe-re-*82, atestiguada en la tablilla PY Tn 316 y tentativamente reconstruida como *Preswa:

"Es tentador ver...el Perse clásico...hija de Océano...; si puede llegar a identificarse con el primer elemento de Perséfone es solo especulación.

Una etimología popular griega conectó el nombre de los persas, a quienes llaman Persai. Sin embargo, el nombre nativo siempre tuvo una "a" en persa. Herodoto narra esta historia, ideando un hijo extranjero, Perses, de quienes tomaron su nombre los persas. Aparentemente, los propios persas conocían la historia, ya que Jerjes intentó usarla para sobornar a los argivos durante su invasión de Grecia, fracasando en ello.

MitosEditar

Origen en ArgosEditar

Persus-with-the-head-of-med

Antonio Canova: Perseo trionfante, 1801, Musei Vaticani, Roma

Perseo era el hijo de Zeus y Dánae, la hija de Acrisio, rey de Argos. Decepcionado por su falta de suerte en tener un hijo, Acrisio consultó al oráculo de Delfos, que le advirtió de que un día sería asesinado por el hijo de su hija. Para evitar que Dánae tuviera hijos, Acrisio la encerró en una cámara de bronce, abierta al cielo en el patio real. Este mitema también está conectado a Ares, Enopión, Euristeo, etc. Zeus vino a ella en forma de una lluvia de oro y la dejó embarazada. Poco después, nació su hijo; "Perseo Eurimedonte — pues también ese nombre le daba su madre" (Apolonio de Rodas, Argonauticas IV). En otra tradición, fue Preto quien sedujo a Dánae.

Temeroso por su futuro, pero sin querer provocar involuntariamente la ira de los dioses matando a la descendencia de Zeus y su hija, Acrisio los arrojó al mar en un cofre de madera. La temerosa plegaria de Dánae, hecha mientras flotaba en la oscuridad, ha sido expresada por el poeta Simónides de Ceo. Madre e hijo fueron llevados por la marea a la isla de Serifos, donde fueron tomados por el pescador Dictis ("red de pesca"), que crió al chico. El hermano de Dictis era Polidectes ("Aquel que recibe/da la bienvenida a muchos"), el rey de la isla.

Expedición para matar a MedusaEditar

Firenze.Loggia.Perseus02

Perseo con la cabeza de Medusa por Benvenuto Cellini (1554)

Cuando Perseo creció, Polidectes se enamoró de la bella Dánae. Perseo creía que Polidectes no era honorable, protegiendo a su madre de él; entonces Polidectes planeó alejar a Perseo para que cayera en desgracia. Celebró un gran banquete donde se esperaba que cada invitado llevara un regalo. Polidectes pidió que los invitados trajeran caballos, bajo el pretexto de que estaba recogiendo contribuciones para la mano de Hipodamía ("Domadora de caballos"). Perseo no tenía ningún caballo que dar, por lo que le pidió a Polidectes que nombrara un regalo; él no se negaría. Polidectes le ofreció una promesa temeraria a Perseo, pidiendo la cabeza de la única gorgona mortal, Medusa, cuyos ojos convertían a la gente en piedra. El relato de la mortalidad de Medusa de Ovidio cuenta que había sido una mujer, vanidosa por su bello cabello, que fue violada por Poseidón en el templo de Atenea. En castigo por la profanación de su templo, Atenea convirtió el pelo de Medusa en horribles serpientes "que puedan alarmar a sus sorprendidos enemigos con terror".

Atenea instruyó a Perseo a encontrar las Hespérides, a quienes se les confió las armas necesarias para derrotar a la gorgona. Siguiendo los consejos de Atenea, Perseo buscó a las Grayas, hermanas de las gorgonas, para preguntarle sobre la localización de las hespérides, las ninfas que atendían la huerta de Hera. Las Grayas eran tres mujeres perpetuamente ancianas, que tenían que compartir un solo ojo. Mientras las mujeres se pasaban el ojo de una a otra, Perseo se lo arrebató, manteniéndolo a cambio de la localización de las ninfas. Cuando las hermanas lo llevaron a las Hespérides, le devolvió lo que les había quitado.

De las Hespérides recibió una alforja (kibisis) para guardar segura la cabeza de Medusa. Zeus le dio una espada adamantina (una espada harpe) y Hades le entregó el yelmo de oscuridad para ocultarse. Hermes le prestó las sandalias aladas para volar, mientras que Atenea le dio un escudo pulido. Entonces Perseo se adentró en la cueva de la gorgona.

En la cueva llegó a Medusa, que se encontraba dormida. Viendo el reflejo de Medusa en su escudo pulido, se acercó con seguridad y le cortó la cabeza. De su cuello surgió Pegaso ("quien surgió") y Crisaor ("espada de oro"), el resultado del encuentro de Poseidón y Medusa. Las otras dos gorgonas persiguieron a Perseo pero, llevando el yelmo de oscuridad, pudo escapar. De ahí visitó a Atlas, rey de Mauritania, que le negó la hospitalidad; en venganza, Perseo lo convirtió en piedra.

Rescate de AndrómedaEditar

Perseus and andromeda amphora

Perseo rescatando a Andrómeda de Ceto, mostrado en un ánfora del museo Altes, Berlín.

De vuelta a Serifos, Perseo se detuvo en el reino de Etiopía. Esta Etiopía mítica era gobernada por el rey Cefeo y la reina Casiopea. Casiopea, habiéndose jactado de que la belleza de su hija se igualaba a la de las nereidas, atrajo la venganza de Poseidón, que envió una inundación a la tierra y una serpiente marina, Ceto, que destruía tanto a hombres como monstruos. El oráculo de Amón anunció que no encontraría alivio hasta que el rey expusiera a su hija Andrómeda al monstruo, por lo que la ató desnuda a una roca en la costa. Perseo mató al monstruo y, al liberarla, pidió su mano.

Julius Troschel Perseus und Andromeda 1840-50

Julius Troschel: Perseus und Andromeda, c. 1845, Neue Pinakothek, Munich

Casándose con Andrómeda a pesar de Fineo, su tío paterno a quien le había sido prometida antes. En la boda se inició una riña entre los rivales, y Fineo fue convertido en piedra al ver la cabeza de Medusa que mantenía Perseo. Andrómeda ("reina de hombres") siguió a su esposo a Tirinto en Argos, convirtiéndose en la ancestra de la familia de las Perseidas que gobernaron Tirinto a través de su hijo con Perseo, Perses. Sus otros hijos fueron Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrión, y una hija llamada Gorgófone. Tras su muerte, Atenea la situó entre las constelaciones del hemisferio norte, cerca de Perseo y Casiopea. Sófocles y Eurípides (y en tiempos modernos, Pierre Corneille) convirtieron el episodio de Perseo y Andrómeda en el tema de sus tragedias, representándose en incidente en muchas obras antiguas de arte.

Mientras Perseo volaba en su regreso sobre las arenas de Libia, según Apolonio de Rodas, la sangre goteante de Medusa creó una raza de serpientes venenosas, de las cuales una mataría al argonauta Mopso. Al volver a Serifos y descubrir que su madre ha tenido que refugiarse de las violentas insinuaciones de Polidectes, Perseo lo mató con la cabeza de Medusa, haciendo a su hermano Dictis, consorte de Dánae, rey.

Cumplimiento de la profecíaEditar

Edward Burne-Jones - Perseus

La muerte cumplida, 1888, Galería de Arte de la Ciudad de Southampton, parte de na serie de pinturas en torno al tema de Perseo, creada por el artista prerrafaelita Edward Burne-Jones

Perseo devolvió sus préstamos mágicos y dio la cabeza de Medusa como regalo votivo a Atenea, que la colocó en el escudo de Zeus (que llevaba ella), como el Gorgoneion (Ver también: Égida). El cumplimiento del oráculo se contó de varfias maneras, cada una incorporando el tema mítico del exilio. En Pausanías, no volvió a Argos, sino que fue a Larisa, donde se celebraban los juegos atléticos. Acababa de inventar un juego con aros y haciendo una exposición pública cuando Acrisio, que casualmente estaba haciendo una visita, se interpuso en la trayectoria del aro y murió: por lo tanto se cumplió el oráculo. Esta es una variante inusual de la historia de la profecía, ya que aquí las acciones de Acrisio no le causaron la muerte.

En Biblioteca, lo inevitable ocurrió de otra manera: Perseo no volvió a Argos, pero cuando Acrisio se percató del acercamiento de su nieto, atento al oráculo fue a exilio voluntario en Pelasgiotis (Tesalia). Allí Teutamides, rey de Larisa, celebraba unos juegos funerales por su padre. Compitiendo en el lanzamiento de disco, el lanzamiento de Perseo viró y golpeó a Acrisio, matándolo instántaneamente. En una tercera tradición, Acrisio había sido exiliado por su hermano Preto. Perseo convirtió al hermano en piedra con la cabeza de la gorgona, devolviéndole el trono a Acrisio. Entonces, acusado a Acrisio de mentir sobre haber matado a la Medusa, Perseo mostró a Acrisio la cabeza de la gorgona, cumpliendo la profecía.

If looks could kill

Edward Burne-Jones: La cabeza funesta, 1885, Staatsgalerie Stuttgart. Esta parte de la serie juega con el tema de la mirada reflejada, ya que Perseo hace mirar a Andrómeda a la cabeza de la gorgona, pero solo reflejada en el pozo.

Habiendo matado a Acrisio, Perseo, siendo el siguiente en la línea de sucesión, le entregó el reino a Megapentes ("gran duelo"), hijo de Preto, y asumió el reino de Tirinto de Megapentes. La historia está relacionada en Pausanías, que da la motivación para el intercambio en que Perseo estaba avergonzado de convertirse en rey de Argos por medio del asesinato. En cualquier caso, la literatura griega antigua reitera que el asesinato, incluso involuntario, requiere el exilio del asesino, la expiación y la purificación ritual. El intercambio pudo ser una solución creativa a un problema complicado; sin embargo, habría sido necesario que Megapentes hubiera vengado a su padre que, en la leyenda hizo, pero solo tras el largo y exitoso reinado de Perseo.

Rey de MicenasEditar

Perseus Hevelius

Constelación de Perseo, junto a Andrómeda y Casiopea.

Las dos principales fuentes respecto a la vida legendaria de Perseo -ya que era una auténtica figura histórica para los griegos - son Pausanías y Biblioteca, pero de ellos obtenemos principalmente etimología popular respecto a la fundación de Micenas. Pausanías asegura que los griegos creían que Perseo fundó Micenas. Menciona el santuario a Perseo que permanecía en el lado izquierdo del camino de Micenas a Argos, y también una fuetne sagrada en Micenas llamada Persea. Situada fuera de las murallas, este era quizás el manantial que llenaba las cisternas subterráneas de la ciudad. Afirma también que Atreo almacenó sus tesoros allí en una cámara subterránea, razón por la cual Heinrich Schliemann llamó a la mayor tumba tholos el Tesoro de Atreo.

Además de estas menciones más históricas, los únicos relatos de él son de la etimología popular: Perseo cayó su gorro oencontró una seta (ambos llamados myces) en Micenas, o quizás el lugar fue llamado así por la dama Micena, hija de Ínaco, mencionada en el poema ahora fragmentado, el Megalai Ehoiai. Por la razón que fuera, quizás como puestos avanzados, según Apolodoro, Perseo fortificó Micenas junto con Midea, una acción que implican que ambas existían previamente. Sin embargo, es improbable que Apolodoro supiera quien amuralló Micenas; solo eran sus conjeturas. En cualquier caso, Perseo tomó Micenas como su residencia oficial con Andrómeda. Aquí, tras un largo y próspero reinado, Perseo murió de viejo. Los dioses a los que había servido lealmente lo situaron en los cielos, entre las estrellas. Allí sigue brillando junto con Andrómeda y Casiopea.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.