FANDOM



En la mitología griega, Perséfone (Griego: Περσεφόνη), también llamada Kore ("la dama"), es la hija de Zeus y Deméter y la reina del inframundo. Homero la describe como una formidable, venerable y majestuosa princesa del inframundo, que aplica las maldiciones de los hombres sobre las almas de los muertos. Perséfone está casada con Hades, dios del inframundo.[1] Además de a su lúgubre esposo Perséfone amó al bello Adonis. El mito de sus secuestro representa sus funciones como personificación de la vegetación, que se inicia en primavera y cede hacia la tierra en cada cosecha; por lo tanto, se asocia con la primavera así como la fertilidad de la vegetación. En oriente aparecen mitos similares, en los cultos de dioses masculinos como Attis, Adonis y Osiris[2] y en la Creta minoica. El mito de su rapto representa el ciclo de las estaciones al igual que el de Telepinu en las creencias hititas o Tammuz en sumeria (Tammuz es la versión sumeria de Adonis por el que Ereshkigal (Perséfone) e Ishtar (Afrodita) compiten).

Perséfone como diosa de la vegetación y su madre Deméter eran las figuras principales de los misterios eleusinos, que prometía a los iniciados un panorama más agradable tras la muerte. En algunas versiones, Perséfone es la madre de los hijos de Zeus, Dionisio, Yaco o Zagreo. Los orígenes del culto son inciertos, pero se basaba en cultos agrarios antiguos de comunidades agrícolas.

Perséfone solía venerarse normalmente con Deméter y con los mismos misterios. Para ella sola estaban dedicados los misterios celebrados en Atenas en el mes de antesterión. En el arte griego clásico, Perséfone se muestra invariablemente siendo robada, normalmente llevando una gavilla de grano. Puede aparecer como una divinidad mística con un cetro y una cajita, pero solía ser representada mayoritariamente en el proceso de ser secuestrada por Hades.

Su principal asistente era Hécate y sus mensajeras las sirenas. Como Reina de la noche se le consagraron las granadas al igual que el gallo como diosa de los campos. Se le rindió culto especialmente en el Ática y Sicilia, donde tuvo lugar su rapto.

En la mitología romana, se llama Proserpina, su madre Ceres y su padre Júpiter. Su símbolo astronómico es una granada con una estrella dentro. Por otra parte, el asteroide 399 y una de las coronae del planeta Venus se llaman Perséfone.

NombreEditar

EtimologíaEditar

AMI - Isis-Persephone

Estatua de Isis-Perséfone con un sistro. Heracleion, Museo Arqueológico de Creta.

En una inscripción en linear B (Griego micénico) en una tablilla encontrada en Pilos datada del 1400-1200 a.C., John Chadwick[3] reconstruyó el nombre de una diosa *Preswa que puede identificarse con Persa, hija de Océano y encontró especulativa la identificación con el primer elemento de Perséfone.[4] [5] Persephonē (Griego: Περσεφόνη) es su nombre en griego jónico de la literatura épica. La forma homérica de su nombre es Persephoneia (Περσεφονεία).[6] En otros dialectos, era conocido por variantes como Persephassa (Περσεφάσσα), Persephatta (Περσεφάττα) o simplemente Korē (Κόρη, "chica, dama").[7] Platón la llama Pherepapha (Φερέπαφα) en Crátilo, porque "La sabiduría de esta diosa. En el movimiento que impulsa todas las cosas, la sabiduría consiste en poder tocarlas, cogerlas, seguirlas en su huida".[8] También están las formas Periphona (Πηριφόνα) y Phersephassa (Φερσέφασσα). La existencia de tantas formas diferentes muestra lo difícil que era para los griegos pronunciar la palabra en su propio lenguaje y sugiere que pudiera tener un origen pregriego.[9]

Se considera que Persephatta (Περσεφάττα) significa "la trilladora de grano"; el primer constituyente del nombre se origina en el protogriego perso- (relacionado con el sánscrito parsa-), "gavilla de grano" y el segundo constituyente del nombre se origina en el protoindoeuropeo *-gʷn-t-ih, de la raíz *gʷʰen-, "golpear".[10]

Una etimología alternativa es del φέρειν φόνον, pherein phonon, "traer (o causar) muerte".[11]

Proserpina romanaEditar

DSC00426 - Statua cineraria etrusca - Proserpina-defunta con melagrana- Foto G. Dall'Orto

Perséfone o "la mujer fallecida sosteniendo una granada". Estatua cineraria de terracota. Museo arqueológico Nacional de Palermo, Italia.

Los romanos oyeron de ella por primera vez en las ciudades eolias y dorias de Magna Graecia, que usaron la variante dialectal Proserpinē (Προσερπίνη). Por tanto, en la mitología romana era llamada Proserpina, un nombre erroneamente derivado por los romanos de proserpere, "Por la tierra"[12][13] y como tal se convirtió en una figura emblemática del renacimiento.[14]

En Locri, quizás únicamente, Perséfone era la protectora del matrimonio, una función normalmente asumida por Hera: en la iconografía de las placas votivas en Locri, su secuestro y matrimonio con Hades servía como un emblema del estado marital, dedicándose los niños en Locri a Proserpina y las mujeres a punto de casarse llevaban su peplos para que lo bendijeran.[15]

NestisEditar

En el texto del periodo clásico adscrito a Empédocles,[16] c. 490-430 a.C., describiendo una correspondencia entre cuatro deidades y los elementos clásicos, el nombre Nestis para el agua se refiere aparentemente a Perséfone: "Ahora escucha las raíces cuádruples de todo: avivadora Hera, Hades, brillante Zeus. Y Nestis, humedeciendo manantiales mortales con lágrimas".[17]

De las cuatro deidades de los elementos de Empédocles, el nombre de Perséfone es el único que es tabú - Nestis es un título de culto eufemístico[18] para la terrible reina de los muertos, cuyo nombre no era seguro pronunciar, que era eufenísticamente llamada simplemente como Kore o "la dama", un vestigio de su función arcaica como deidad gobernante del inframundo.

El Mito del RaptoEditar

Es el mito más importante de esta Diosa. Cuenta la historia que la Diosa Deméter y su hija vivían una vida pacífica alejadas del resto de los Dioses. Un día Perséfone estaba recogiendo flores con algunas ninfas, en un campo de Enneas, cuando Hades apareció, emergiendo de una grieta del suelo. Las ninfas fueron transformadas en sirenas por no haber intervenido. La vida quedó paralizada mientras la desolada Deméter buscaba por todas partes a su hija perdida. Hécate había oído sus gritos y sugirió a Démeter hablar con Helios, el Sol, que todo lo ve, para que le contase lo que había pasado.

Al hablar con el dios Helios, se entero que se la había llevado Hades, y ella pensó que eso solo podía haber ocurrido con el consentimiento de Zeus. Y por eso se negó a volver al Olimpo y secó todos los cultivos

Cuando el hambre ya se hacía sentir sobre la Tierra y peligraba la vida de los humanos, Zeus le pidió a Hades que devolviera a Code, pero no accedió. Como la situación no se aclaraba, se celebró un juicio donde se resolvió que Core (Perséfone) pasaría tres meses del año con Hades y el resto con su madre.

  • El matrimonio de Hades y Perséfone fue estéril según la mayoría de las fuentes, no así en otras tuvo a su hija Macaria de su esposo y a Melínoe de Zeus, su padre. También se cuenta que la diosa fue seducida por su propio padre una vez más en forma de serpiente y tuvo un hijo Zagreo, que fue asesinado por los Titanes a petición de Hera.

Orígenes del cultoEditar

P1010629 crop

Anillo de oro de la tumba de Isopata, cerca de Cnosos, Creta, 1400-1500 a.C. Mostrándose figuras femeninas bailando entre la vegetación en floración; Museo Arqueológico de Heraclión.

El mito de la diosa siendo secuestrada y llevada al inframundo posiblemente sea de origen pregriego. Samuel Noah Kramer, reconocido académico de la antigua Sumeria, postuló que la historia griega del secuestro de Perséfone pudo haber derivado de una antigua historia sumeria en la que Ereshkigal, una antigua diosa sumeria del inframundo, es secuestrada por Kur, el dragón primitivo de la mitología sumeria, y obligada a convertirse en gobernante del inframundo contra su voluntad.[19]

La localización del secuestro de Perséfone es distinta en cada culto local. El himno homérico a Deméter menciona la "llanura de Nysa".[20] Los lugares de este lugar probablemente mítico pueden simplemente intentar mostrar una distante región ctónica de mitos inventados en un pasado remoto.[21][22] Deméter encontró y se encontró con su hija en Eleusis, siendo este el aspecto mítico de lo que pasó en los misterios.[23]

Persephone krater Antikensammlung Berlin 1984.40

Violación de Perséfone. Hades con sus caballos y Perséfone (abajo). Una crátera voluta de figuras rojas apuliana, c. 340 a.C.Antikensammlung Berlin

Peréfone es una antigua deidad ctónica de las comunidades agrícolas, que recibía las almas de los muertos en la tierra y adquiría poderes sobre la fertilidad del suelo, sobre el que reinaba. La representación más antigua de la diosa que puede identificarse con Perséfone surgiendo del suelo está en una placa del periodo del palacio antiguo en Festo. La diosa tenía una apariencia similar a un vegetal, rodeada por bailarinas entre las flores florecientes.[24] En el anillo minoico de Isopata, donde aparece la diosa descendiendo del cielo, aparece una representación similar.

En algunas formas, Hades aparece en sus caballos ctónicos. El mito de la violación de Kore derivó de la idea de que Hades captura las almas de los muertos y se las lleva con sus caballos a su reino. Esta idea es vaga en Homero, pero aparece en representaciones griegas posteriores y el folclore griego. "Charos" aparece con su caballo y lleva los muertos al inframundo.[25][26]

Los cultos de Perséfone y Deméter en los misterios eleusinos y en las Tesmoforias se basaban en antiguos cultos agrícolas.[27] Muchas creencias antiguas se basaban en la iniciación en misterios celosamente guardados (ritos secretos) porque ofrecían esperanzas tras la muerte más atractivas que el final definitivo en el espacio lúgubre del Hades griego. Hay pruebas de que algunas prácticas derivaban de las prácticas religiosas de la era micénica.[28][24] Kerenyi asegura que estas prácticas religiosas fueron introducidas desde la Creta minoica.[29][30] La idea de la inmortalidad que aparece en las religiones sincréticas de Oriente Medio no aparece en el comienzo de los misterios eleusinos.[31][32]

ReferenciasEditar

  1. Martin Nilsson (1967). Die Geschichte der Griechische Religion Vol I pp 462–463, 479–480
  2. Fraser. The golden bough. Adonis, Attis and Osiris. Martin Nilsson (1967). Vol I, pp. 215
  3. pe-re-*82 o pe-re-swa; se encuentra en la tablilla PY Tn 316. Raymoure, K.A.. pe-re-*82. Minoan Linear A & Mycenaean Linear B. Deaditerranean. Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página. . PY 316 Tn (44). University of Oslo. Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  4. Chadwick, John (1976). The Mycenaean World, Cambridge, UK: Cambridge University Press, p. 95. ISBN 0-521-29037-6. En Google Libros.
  5. Comentarios sobre la diosa pe-re-*82 de la tablilla de Pilos Tn 316, reconstruida tentativamente como *Preswa
    "Es tentador ver... la clásica Perse... hija de Océano... ; si puede identificarse con el primer elemento de Perséfone es solo especulativo". John Chadwick. Documents in Mycenean Greek. Second Edition
  6. Homero (1899). Odisea, Clarendon Press, p. 230. Consultado el 31 March 2014.
  7. H.G. Liddell y R. Scott, A Greek-English Lexicon
  8. Escuela de Filosofía Universidad ARCIS (ed.). Crátilo o la exactitud de los nombres, pp. 24. Consultado el 23 de abril de 2018.
  9. Martin P. Nilsson (1967), Die Geschichte der Griechische Religion, Volume I, C.F. Beck Verlag, p. 474.
  10. R. S. P. Beekes, Etymological Dictionary of Greek, Brill, 2009, pp. 1179–80.
  11. Smith, "Perse'phone"
  12. Cayetano Losada, Juan (1837). Imprenta de la Compañía General de Impresores y Libreros (ed.). Diccionario español-latino, Universidad Complutense de Madrid, pp. 309.
  13. Cicerón. De Natura Deorum 2.26
  14. Welch (2013), p. 164
  15. Christiane Sourvinou-Inwood, "Persephone" The Journal of Hellenic Studies 98 (1978:101–121).
  16. Empédocles era un filósofo presocrático griego que era ciudadano de Agrigento, una colonia griega en Sicilia.
  17. Peter Kingsley, in Ancient Philosophy, Mystery, and Magic: Empedocles and Pythagorean Tradition (Oxford University Press, 1995).
  18. Kingsley 1995 identifica a Nestis como un título de culto de Perséfone.
  19. Kramer, Samuel Noah. Sumerian Mythology: A Study of Spiritual and Literary Achievement in the Third Millennium B.C.: Revised Edition. University of Pennsylvania Press, 1961, Philadelphia. ISBN: 0-8122-1047-6 (Pages 76-79) disponible en sacred-texts.com. "Además, el crimen implicado probablemente sea el secuestro de una diosa; por lo tnato recuerda a la historia griega de la violación de Perséfone."
  20. Himno homérico a Deméter, 17.
  21. Nilsson (1967), Vol I, p. 463
  22. "En la mitología griega, Nysa es una montaña mítica de localización desconocida, el lugar de nacimiento del dios Dionisio".: Fox, William Sherwood (1916), The Mythology of All Races, v.1, Greek and Roman, General editor, Louis Herbert Gray, p.217
  23. Burkert (1985), pp. 285–290.
  24. 24,0 24,1 Burkert (1985) p. 42
  25. Martin Nilsson (1967) Vol I, pp. 453–455
  26. Caronte, "orgulloso", probablemente eufemismo de "muerte". Liddell and Scott, A Greek-English Lexicon (Oxford: Clarendon Press 1843, 1985 impresión), entradas sobre χαροπός y χάρων, pp. 1980–1981; Brill's New Pauly (Leiden and Boston 2003), vol. 3, entrada sobre "Charon", pp. 202–203.
  27. Nilsson, Vol I, p.470
  28. Dietrich "The origins of the Greek Religion" p.220,221
  29. "Kerenyi (1976), Dionysos, archetypal image of indestructible life.Princeton University Press. p. 24
  30. Karl Kerenyi (1967). Eleusis. Archetypal image of mother and daughter. Princeton University Press. p. 31f
  31. Burkert (1985) p. 289
  32. "Según la creencia popular griega, ἕν ἀνδρῶν, ἕν θεῶν γένος".(Una es la naturaleza del hombre, otra es la naturaleza de los dioses): Erwin Rhode (1961), Psyche Band I, p. 293