Fandom

Mitología Wiki

Ninurta

1.257páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios7 Compartir


En la mitología mesopotámica, Ninurta ("señor de la tierra (arable)"[1]), también llamado Ningirsu ("Señor de Girsu"[1]), era el dios de la ciudad de Girsu (Tal'ah o Telloh) en la región de Lagash.[2] Pudo ser el producto de la combinación de al menos dos dioses distintos, uno de la agricultura, como se transmite a través del significado de Ninurta, y otro de la guerra, en concreto contra las poblaciones de las montañas del este y nordeste. Esto explicaría sus grandes hazañas guerreras y su carácter intrépido que inspiraron las obras de los poetas.[1]

Era la versión agricola del dios del trueno y las tormentas de la primavera. También era el dios de las inundaciones de primavera y del arado.[2] Se consideraba el dios de la victoria cuyo templo se encontraba junto al palacio real noroeste de Assurbanipal, siendo uno de los primeros edificios asirios en ser completados en Kalhu. Fue quien rescató las tablillas de los destinos del ave demoniaca Anzu.[3]

GenealogíaEditar

Se le considera hijo de Enlil, perteneciendo al mismo panteón de Nippur. Su esposa fue Nin Karrak.[4]

LeyendasEditar

Ninurta y las piedras (Lugal-e)Editar

El título, Lugal-e ("¡Rey!"), de esta obra deriva de la primera palabra del primer verso Lugal-e ud me-lám-bi nir-ğál ("¡Rey! ¡luz resplandeciente y soberana!"). Se considera el poema más importante de Ninurta por su extensión por el número reducido de repeticiones de sus versos, su complejidad, capacidad verbal y su dificultad. La historia se centra en el conflicto entre el Este y el Nordeste, a diferencia del sudeste y el sur, donde se mantiene un comercio pacífico. Pudo haber sido compuesta en tiempos del gobernante Gudea de Lagash (2144 - 2124 a.C.) al compartir rasgos literarios con los cilindros del gobernante, aunque no se conserva ningún manuscrito anterior al primer tercio del 2º milenio.[1]

La historia comienza con un festín, en que la esposa de Ninurta le transmite las palabras del rey. La maza divina Sharur le informa que el demonio Asakku, nombrado por las plantas, han ocupado las ciudades fronterizas con sus guerreros, las piedras rebeldes cansadas de las tareas asignadas por Ninurta. El demonio hirió a la Tierra, por lo que Ninurta se dispone a evitar futuros ataques, pero es frustrado por una tormenta de arena, hasta que Enlil le asista con su lluvia, permitiendo a Ninurta vencer a Asakku y liberar las aguas que han quedado atrapadas en el hielo de la montaña, que evitaban la irrigación de los valles mesopotámicos, y restaurar el flujo de agua del río Tigris. Luego calma las preocupaciones de su madre, Ninlil o Ninhursag (Según el texto), antes de juzgar a las piedras que colaboraron con Asakku, asignándole distintos destinos a los minerales. Finalmente, regresa a Nippur a recibir las alabanzas de su padre y los dioses.

El retorno de Ninurta a Nippur (An.gin)Editar

Popular mito, pero más breve que Lugal-e, siendo traducido también en época babilónica al acadio. Como este, su título se lo da las primeras palabras An.gim (dimma) ("(Formado) como An"). Su autoría también se atribuye a Enki.[1]

En él, Ninurta vuelve a Nippur para visitar vestido de gala a su padre Enlil y a su madre Ninlil. Tal es el esplendor de Ninurta, que un mensajero recibe al joven dios guerrero para decirle que su llegada es tan magnífica que sería conveniente para él atenuar un poco su esplendor. Por ello Ninurta se desprende de algunas de sus armas para entrar al templo de Enlil para ser recibido con cariño por su madre y los anunnaki.[5]

AnzuEditar

Ninurta ataca a Anzu.jpg

Ninurta ataca a Anzu

Mito en lenguaje acadio de estructura similar a Lugal-e, circulando, como An.gin desde al menos el comienzo del segundo milenio antes de nuestra era. Describe en tres partes cómo Ninurta vence heróicamente al ave Anzu (los sumerios la llamaban Indugud, imaginándosela como una nube densa que anunciaba tormenta), quien traicionó a los dioses y les robó las tablillas de los destinos, deteniendo el funcionamiento del universo. Los dioses proponen a Adad primero y a Girru después para dar muerte a Anzu, pero se niegan. Solo Ninurta accede y se dirige a la montaña a combatir a Anzu. En la lucha, dado que Anzu poseía la tablilla de los destinos, podía devolverle las flechas que le disparaba Ninurta. Entonces, bajo el consejo de Ea, lo agota y le corta las alas, siendo en este momento vulnerable a las flechas.[1]

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 Bottéro, Jean; Kramer, Samuel Noah (2002). Ediciones AKAL (ed.). Cuando los dioses hacían de hombres (en español), pp. 354-436. ISBN 8446017628, 9788446017622. Consultado el 12 de julio de 2015.
  2. 2,0 2,1 The Editors of Encyclopædia Britannica. Ninurta - Encyclopædia Britannica (inglés). Consultado el día 12-07-2015.
  3. Eleanor Robson. Ninurta, god of victory. Consultado el día 12-07-2015.
  4. Sechi Mestica, Giuseppina (1998). Ediciones AKAL (ed.). Diccionario Akal de mitología universal, pp. 416. Consultado el 12 de julio de 2015.
  5. . Ninurta's Return To Nibru. Consultado el día 13-07-2015.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar