FANDOM


En un principio solo existió el Caos. De él, surgió Erebo y Nicte (la noche). Estos eran los tres Entes. Del Caos surgió luego Tártaro (el infierno). De la unión de Erebo y Nicte, nació Eros (el amor), Eter (la luz) y Hemera (el día), y de la unión de Eter y Hemera apareció Gea (la Tierra). En lo más profundo de Gea se situó Tártaro, pero de forma independiente. Gea, dio origen a Urano, los cielos, y Ponto, las aguas. Urano se hizo esposo de Gea y se unió a ella cubriéndola completamente. De su matrimonio surge la Primera Generación Divina. De su unión nacieron los Titanes: Océano, Ceo, Hiperión, Japeto, Crío y Crónos; las Titánides: Febe, Mnemósime, Rea, Temis, Tetis, Tea; los Cíclopes (gigantes de un ojo) Arges, Brontes y Esteropes; y los Hecatónquiros (gigantes de cien brazos y cincuenta cabezas) Coto, Briaero y Giges.

Urano se avergonzó de sus hijos menores (los Cíclopes y Hecatónquiros) y los encerró en Tártaro. Pero Gea amaba a sus hijos de todas formas así que comenzó a conspirar contra Urano. Pidió ayuda a los Titanes, pero solo Cronos estuvo dispuesto a ayudarla. Cronos encontró a Urano confiado en los brazos de Nicte (la noche) y lo castró. De la sangre que salpicó de los testículos, surgieron los Gigantes las Erinias y las Melias, Cronos arrojó los genitales de Urano al mar y de la espuma que se levantó surgió Afrodita (diosa del amor).

Tras ser derrotado, Urano fue encerrado en Tártaro. Cronos volvió a encerrar a los Hecatónquiros y a los Cíclopes, y se casó con su hermana Rea y subieron al trono como reyes de los dioses, formando así la Segunda Generación Divina. Junto a ella engendró varios hijos: Hestia, Démeter, Hera, Hades y Poseidón. Pero en cuanto nacían se los comía, ya que Gea y Urano habían profetizado que sería destronado por uno de sus hijos.

Rea, apenada por esto, justo cuando iba a nacer su sexto hijo, se escondió en la isla de Creta. Ahí dio a luz a Zeus. Para engañar a Cronos, le dio una piedra envuelta en pañales. Cronos sin desconfiar, se la tragó enseguida. Zeus ya adulto, consigue provocar que Cronos vomite a sus hermanos. Libera también a los Hecatónquiros y a los Cíclopes que estaban encerrados en Tártaro. Así se forma una guerra entre los Titanes y los Dioses Olímpicos: La Titanomaquia.

Los Olímpicos rápidamente lograron derrotar a los Titanes. Cronos y sus aliados supervivientes fueron encerrados en Tártaro, y los Hecatónquiros quedaron a cargo de vigilarlos. Zeus castigó duramente a Atlas (uno de los cabecillas de los Titanes durante la guerra, hijo de Japeto) y fue condenado a cargar los cielos y la tierra sobre sus hombros. Zeus se convirtió en el nuevo rey de los Dioses.

Se dividió el mundo con sus hermanos Poseidón y Hades. A Zeus le correspondió el cielo, a Poseidón el mar, y a Hades, el inframundo. La tierra y Olimpo se consideraron territorio común a los tres. Zeus se unió entonces a Hera formando así la Tercera Generación Divina.

LibrosEditar