FANDOM


En la mitología griega, Gea, Gaya o alternativamente Gaia  (Antiguo griego: Γαῖα, forma poética de Γῆ Gē, "tierra") es la personificación de la Tierra y una de las deidades primordiales griegas. Gea es la madre ancestral de toda la vida: la diosa Tierra madre primordial. Es la progenitora directa de Urano (el cielo), cuya unión sexual engendró a los titanes (padres de mucho de los dioses olímpicos) y los gigantes, y de Ponto (el mar), cuya unión engendró a los dioses marinos primordiales. Su equivalente en el panteón romano era Terra o Tellus con el epíteto Mater. Su hija Rea y nieta Deméter heredaron sus funciones como diosa madre de la tierra, la agricultura y la vida.

EtimologíaEditar

El nombre griego Γαῖα (Gaĩa) es mayormenta la forma épica colateral del ático Γῆ (Gê), Doric Γᾶ (Gã, quizás idéntico a Δᾶ Dã), significando "Tierra", una palabra de origen incierto. Robert S. P. Beekes ha sugerido un origen pre-griego. Sin embargo, podría estar relacionado con la palabra avéstico gaiia "vida" (cf. gaēθā "mundo [material], totalidad de criaturas" y gaēθiia "perteneciente a, residente en la esfera terrenal o material) o quizás el avéstico gairi "montaña".

En el griego micénico, Ma-ka (transliterado como Ma-ga, "Madre Gea") también contiene la raíz ga-.

Historia Editar

Tras el Caos, surgió Gea «la de amplio pecho», la eterna fundación de los dioses del Olimpo. De su propio ser, «sin mediar el grato comercio», trajo a Urano, el cielo estrellado, su igual, para cubrirla a ella y a las colinas, y también a Ponto, la infructuosa profundidad del mar. Se menciona que Gea concibió más descendencia con Urano. Primero los Cíclopes, gigantes de un solo ojo, constructores de murallas, a los que posteriormente se les dieron nombres: Brontes (‘el que truena’), Estéropes (‘el que da el rayo’) y Arges (‘el que brilla’): «El vigor, la fuerza y los recursos presidían sus actos.» Luego añade los tres terribles hijos de cien manos de la Tierra y el Cielo, los Hecatónquiros, Coto, Briareo y Giges, cada uno con cincuenta cabezas. Los gigantes también aparecen como hijos de Urano y Gea, nacidos de la sangre del dios del cielo derramada sobre Gea al ser castrado por su hijo Cronos. Con Ponto, su segundo hijo nacido sin intervención de varón, tuvo cinco hijos, los Póntidas, Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia.

De sus relaciones con Eter nacieron la ninfa Eco, Pentos y Tártaro al cual dio un hijo y una hija, Tifón y Campe respectivamente. La ninfa o diosa montaña Etna (que según otros es hija de Briareo y por lo tanto nieta de la diosa) aparece en algunas fuentes como hija de Gea y Urano. Con su nieto Posidón tuvo a Anteo y a Caribdis. También eran hijos suyos Ticio (según la mayoría de las fuentes hijo de Zeus y Elara), Pitón y los aborígenes del Ática como Erecteo y Cécrope. Su nombre significa simplemente“Tierra” y se utiliza para designar a nuestro planeta cuyo símbolo astronómico es un globo terrestre con el ecuador y un meridiano.

Un cráter de la luna de Júpiter Amaltea, una de las coronae del planeta Venus y el asteroide 1184 llevan su nombre. Su nombre romano es Tellus, y lo lleva una de las tesserae de Venus. Fisis o Physis, diosa órfica de la naturaleza, se puede equiparar a Gaia, así como la romana Natura.

Interpretaciones Editar

Algunas fuentes, como los antropólogos James Mellaart, Marijas Gimbutas y Barbara Walker, afirman que Gea como la Madre Tierra es una evolución de la Gran Madre del preindoeuropeo, una diosa de la vida y la muerte generosa pero pavorosa, que había sido venerada ya desde el Neolítico en Oriente Próximo, Anatolia y la zona de influencia de la cultura egea, pero también más allá de Malta y las tierras etruscas. Esta teoría levanta controversia en la comunidad académica. La creencia en una Madre Tierra nutricia es a menudo una característica del moderno culto neopagano a la «Diosa», que suele ser vinculado por los practicantes de esta religión con la teoría de la diosa neolítica.Dioses Romanos