Fandom

Mitología Wiki

Dioses Africanos

1.257páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios20 Compartir
Zeus needs you opt.png Estamos separando este artículo largo en otros individuales. Si quieres obtener el favor de los dioses, ayúdanos en nuestra labor.
Los productos de la división deben, salvo que no exista más información, ahondar más en las características del dios.


AGOYOEditar

En ciertas regiones de Guinea, los indígenas rendían la máxima veneración al fetiche Agoyo, especie de ídolo del buen agüero o dios del buen consejo, que residía en casa del gran sacerdote o del brujo principal. Su forma era rarísima, casi inconcebible: una talla de unos cuarenta centímetros de altura, medio hombre y medio sapo, adornada con cintas rojas lo mismo que la vasija invertida que le servía de pedestal. En la cabeza llevaba un extraño tocado terminado en un dardo, constituido por un lagarto bajo una media luna, otro más pequeño y horizontal, un trozo de lanza, plumas, serpientes y más lagartos, todo esto se colocaba en una mesa con tres cuencos y dieciocho bolitas de barro. Para consultar a este ídolo era preciso hacerle un sacrificio acompañado de un espléndido regalo al brujo mayor, que tenía la exclusiva de ese oráculo; si, al verter las bolitas varias veces en los cuencos, salía un número impar, la respuesta era afirmativa y, en caso contrario, negativa.

AJAEditar

La gente del yoruba de Nigeria honra a esta diosa del bosque. Ella enseña a sus fieles el uso de las hierbas medicinales encontradas en los bosques africanos. era la diosa que les ayudaba a todos los fieles en todo pero si no le dabas algo m nunca en la vida podria ayudar en la vida es la diosa de toda la vida y el bosque y si le ayudas a encontrar plantas para sanar a sus fieles es buena contigo

ANGATEditar

Es el mal, principio representado en forma de reptil, a quién se le ofrendaba carne humana.


AREBATIEditar

Entre los pigmeos de Zaire es el dios del cielo y de la luna. Arebati, llamado afa, "padre", creó al primer ser humano de barro, cubrió el barro con una piel, y vertió sangre en ella, dándole así la vida.


ASAEditar

Es uno de los dioses mas importante para la gente de Akampa, Kenia. Este dios tiene un doble aspecto; él es "el señor fuerte", por sobre los espiritus, pero también misericordioso. Como dios de la consolación y del sustento, él interviene cuando la ayuda humana es lenta o ineficaz.
Lo suponen haber dicho, "soy yo quien hizo a la gente; quién ame, él prosperará; y quién rechace, él morirá". Asa también se conoce como: Mwatuangi, "distribuidor", Mulungu, "creador", y Mumbi, "decente".


ASTAREditar

Es el dios etíope del cielo. Él forma una tríada de dioses con el dios Beher del mar y el dios Mahrem del guerrero. Astar es el tercero en la fila. DASSANECH


BANGAEditar

Es el dios de las aguas claras del Ngbandi de Zaire del norte.


BEHANZINEditar

Es un dios-pez que es venerado en Dahomey (Benin, África occidental).


BEHEREditar

Dios etíope del mar. En la tríada de dioses (con Astar y Mahrem), él es el primero en la fila.

BOSONEditar

Para los negros de la Costa de Oro, el buen principio era Boson, dios de color blanco. Es por eso que muchas veces esos negros retuvieron a los primeros blancos que los visitaban, por que les consideraban dioses.


BREKYIRIHUNUADEEditar

Es el dios supremo de la gente del akan de Ghana. Se le denomina como "él que sabe y ve todo".


BUKUEditar

Es un dios del cielo de Africa del oeste.


BUMBAEditar

En la mitología Boshongo en Zaire, Africa del oeste: Bumba, dios del cielo, creador supremo, creador de todo lo que conocemos, vivía solo en el agua ya que, en el principio había solamente oscuridad y agua y Bumba estaba sólo. Un día, se puso enfermo del estómago, sintió nauseas y comenzó a vomitar hacia arriba. Primero vomitó el sol y así la luz se difundió por todas partes. El calor del sol hizo que parte de las aguas primitivas se secasen, de manera que en algunas zonas empezó a aparecer tierra seca. Después Bumba vomitó la luna, las estrellas y la Tierra de forma que la noche tuvo también su luz. Pero continuaba enfermo y entonces vomitó nueve animales: un leopardo, un águila, el cocodrilo, Yo (un pequeño pez), una tortuga, Tsetse (el rayo, que fue expulsado de la tierra por ser causa de constantes problemas), una garza blanca, un escarabajo y una cabra. Después, vomitó a sus tres hijos llamados Nyonye Ngana, Chongannda y Chedi Bumba. Todos ellos, animales y humanos acabarian de crear todo lo que faltaba, cada uno en su especialidad. Así, el escarabajo creó al resto de los insectos, etc. Cuando finalmente la obra de la creación estuvo acabada, Bumba se paseó entre los pueblos y dijo a los hombres: "Mirad todas estas maravillas. Os pertenece". Del dios Bumba, el creador, el «Primer Antepasado», proceden todas las cosas y todos los seres.


CAGNEditar

Es el dios principal de los bosquimanos de Suráfrica. Cagn era el primer ser que ordenó que todas las cosas se levantaran (nacieran). Él creó los animales para servir al hombre.


CGHENEEditar

Dios y creador supremos del Isoko de Nigeria meridional. Cghene se considera alejado de los asuntos humanos y por lo tanto se adora poco, no teniendo ningun templo o sacerdote.


CHIUTAEditar

"gran arco en los cielo". Es el dios supremo del Tumbuka en Malawi, él es un dios de gran fuerza y alcance, un mismo-creado y omnisciente (que sabe todo). Él es también el dios de la lluvia del Tumb.


DENGEditar

El pueblo dinka es un pueblo nativo del Valle del Nilo, en la zona sur de Sudán. Deng, es el dios creador, además, es el dios del cielo, también se le considera dios de la lluvia y de la fertilidad. Él es hijo de la diosa Abuk.

DOMFEEditar

Entre la gente de Kurumba en África, es el dios del agua, de la lluvia y del viento. Él dio las primeras semillas de alimentos a los seres humanos.


DONGOEditar

Es el dios del trueno del songhai (río superior de Niger).


DZIVAEditar

En la mitologia shaona, zimbawue, tienen como divinidad creadora a Dziva. Esta deidad femenina es generalmente de carácter benévolo, pero, como sucede con otras deidades (dios Adroa de los lugbara), tiene también un aspecto oscuro en su naturaleza.


EN-KAIEditar

Dios de la lluvia del Maasai en África del este. Todo el Masaai puede adorar a En-Kai , pero solamente el iloibonok (los medicina-hombres) está en la comunicación diaria con él a través de sueños, de trances, y de muestras. A través de ellos, se debe obtener su aprobacion para, cualquier acción importante.


ENEKPEEditar

Diosa de la familia y del guardiana del destino. Se cuenta que cuando ella vió que su tribu perdía una batalla, ella se ofreció sacrificarse para evitar que costara mas vidas a su gente, y se enterró viva en el campo de batalla; con esta acción salvo a su tribu.


ESEASAREditar

Es una diosa de la tierra que se casó con el dios del cielo, Ebore.


EWEEREditar

Los Achantis de la Alta Guinea creen que Eweer es el cielo visible, que se cubre con un velo azul, y las nubes son sus vestidos o adornos.


FAROEditar

Faro es el dios del cielo y del agua de los bambara (Mali, África occidental). Según cuenta la mitología bambara, Faro se quedó embarazado por la oscilación del Universo, y dio a luz a varios gemelos, los antecesores del ser humano. Faro dió agua a todas las criaturas vivientes y enseñó a la humanidad el uso de las palabras, las herramientas, la agricultura y la pesca. Los espíritus omnipresentes le sirven como mensajeros y representantes. Además, Faro está continuamente revisando y reorganizando el cosmos y cada cuatrocientos años vuelve a la Tierra para comprobar que todo funciona con armonía.

FIDI MUKULLU
En la mitología Songye: Fidi Mukullu es quien creó todo lo que conocemos. Después de haber creado los árboles bananeros, cuando los plátanos estaban maduros envió al sol a recogerlos.
El sol le devolvió un cesto lleno de plátanos y Fidi Mukullu le preguntó si él había comido alguno. El sol contestó "no," y el Creador decidió ponerlo a prueba. Hizo bajar al sol a un agujero excavado en la tierra y le preguntó que cuándo saldría, a lo que le respondió : "Mañana por la mañana, temprano". Efectivamente, el próximo sol salió al dia siguiente temprano y así comprobó Fidi Mukullu su honestidad. Luego le hizo traer los plátanos maduros a la luna y le sometió a la misma prueba y también ella salió airosa. Luego propuso lo mismo a un humano pero éste se comió parte de los plátanos y cuando Fidi Mukullu le preguntó si había comido alguno el lo negó. Entonces le sometió a la misma prueba y el hombre dijo que él quería dejar el agujero al final del quinto día. Pero él nunca consiguió salir. Fidi Mukullu dijo, "el Hombre mintió. Eso es por lo qué el hombre se morirá y nunca reaparecerá."


FUNZIEditar

En la mitología kongo: Funzi es un herrero mítico que recibió el regalo del fuego de Nzambe, dios del río. (Actualmente, todo el pueblo Kongo utiliza la palabra Nzambe para nombrar al dios de la mitología o religión cristiana). Funzi enseñó cómo trabajar el hierro y el cobre con el fuego y se dice que también era capaz de fabricar el relámpago.


GULUEditar

En la mitología Baganda : En un principio, la tierra estaba habitada por Kintu, el primer hombre, que vivía con una vaca de la que obtenía alimento. El cielo estaba habitado por Gulu, el Señor del cielo, que vivía con sus hijos e hijas. Un día, Nambi, hija de Gulu, andaba por la tierra con otros de sus hermanos y se encontró con Kintu. Nambi y Kintu se gustaron y decidieron vivir juntos. Para ello, Nandi pidió permiso a su padre, a quien la idea no le gustó. Para conocer la valía de Kintu le sometió a cuatro pruebas antes de consentir que se casara con su hija. Gulu encerró a Kintu en una cabaña donde había tanta comida como para que comieran cientos de personas, y le dijo que tenía que acabar toda esa comida. Kintu comió mucho, y cundo ya no pudo más ocultó el resto en un agujero en el suelo y Gulu comprobó que no quedaba ya comida. Entonces, Gulu le dio un hacha de cobre y le dijo que tenía que partir rocas como si fuera leña. Kintu encontró una roca resquebrajada y acabó de descuartizarla hasta que los trozos parecías astillas. Como tercera prueba le dió una vasija de barro y le pidió que la llenara con agua de rocía. Mientras se desesperaba pensando en cómo llenarla, Kintu levantó la tapa y encontró la vasija llena. Finalmente, Gulu robó la vaca de Kintu y mientras éste la buscaba, una abeja le dijo a Kintu que su vaca estaba entre el ganado del tercer rebaño de Gulu. Kintu reconoció a su vaca y la recuperó pero además, la abeja le indicó varios becerros que eran hijas de su vaca y también se las llevó. Sólo entoneces Gulu consintió que Nandi se fuera a vivir a la tierra con Kintu, pero les aconsejó que se marcharan en secreto para que Walumbe, hermano de Nambi no se enterara pues de enterarse no les llevaría mas que desgracias. Nambi y Kintu tomaron sus vacas, una cabra, una gallina, un ñame y un plátano y se marcharon. Mientras ellos descendian, Nambi se dió cuenta de que había olvidado traer el mijo para alimentar a la gallina. Nandi le dijo a Kintu que tenía que volver para recoger el mijo y, aunque éste se opuso, ella volvió por el mijo. Encontró a Walumbe quien insistió en acompañarles a pesar de la oposición de Nambi y Kintu.
Poco tiempo después, tuvieron hijos y un día, Walumbe fue a casa de Kintu y le pidió a su cuñado que le diera un hijo para que le ayudara con los quehaceres en su casa. Pero recordando lo que Gulu les advirtió, Kintu se opuso y Walumbe se marchó enfadado ante la negativa de Kintu. Esa misma noche, Walumbe fue a casa de Nambi u Kintu y mató a uno de sus hijos.
Entonces, Gulu envió a la tierra otro de sus hijos, Kayikuuzi, para que obligara a Walumbe a volver al cielo. Kayikuuzi intentó convencer a Walumbe para subir al cielo pero éste no quería y Kayikuuzi decidió capturarle por la fuerza. Se entabló una gran pelea entre ellos y cuando Walumbe estaba a punto de ser dominado escapó y desapareció en la tierra. Kayikuuzi lo persiguió y excavó grandes agujeros en la tierra para encontrarlo. Cuando Kayikuuzi descubrió donde se escondía, Walumbe se escapó de la tierra. Se dice que las cuevas que se encuentran en Ttanda Ssingo son algunas de las que excavó Kayikuuzi.


GUNDYA TIKOAEditar

Dios Supremo de las tribus de hotentotes del africa. Creador del primer Hotentote. Como éste cometió inumerables pecados, el dios se indignó y lo maldijo, lo que por rechazo, provocó tal dureza de corazón en los desendientes del primer hombre negro, que no se preocuparon de rendir veneración al Ser divino. Gundya vive en el cielo, más allá de la Luna, no se preocupa de los humanos ni para bien ni para mal. Y aveces tiene el capricho de pasar temporadas en el mundo, bajo la apariencia de un hermoso hotentote, confundiéndose con los demás y sin que estas estancias terrestress tengan la menor consecuencia o significado.


HOREYEditar

El espíritu más importante de la costa occidental de África se llamó Horey (Horei). Era un espíritu maligno y recibía un culto muy intenso para aplacarle. Se decía que durante las solemnidades que se le dedicaban solía emitir terribles mugidos, señal de que era necesario disponer alimentos bajo un árbol para aplacarle. Si no quedaba satisfecho, se creía que se tragaba a alguno de los asistentes hasta que satisfacía su tremenda voracidad con más manjares, y no faltaba el dorador suyo que afirmaba con toda seriedad haber sido tragado y luego devuelto por el terrible Horey.


ICANTIEditar

Los Cafres del Africa reconocen a un ser supremo de las Aguas, llamado Icanti o Icante.
Este, recibía ofrendas de animales, que en lugar de quemarse se arrojaban al agua.


IMANAEditar

En la mitología de los banyarwanda (viejos distritos de Ankole y Kigezi, cerca Ruanda) es el dios creador, visto como un dios generoso y piadoso. Él gobernó sobre todos los seres vivos y les dio la inmortalidad, dando caza a un ser conocido como «Muerte». Según cuenta la leyenda banyarwanda, la Muerte era un animal salvaje y despiadado que representaba el estado de la muerte. Mientras Imana estaba de caza, todo el mundo debió resguarse o esconderse, de manera que la Muerte no encontrase a nadie a quien cazar o en quien refugiarse. Pero un día, mientras cazaba, una mujer mayor fue hasta el jardín para recoger algunas verduras. La Muerte se escondió rápidamente bajo su piel y fue conducida al interior de la casa de la mujer, escondida en ella. La mujer murió; tres días después del funeral, su hija política, que la odiaba, vio grietas donde ella fue enterrada, como si hubiese salido reviviendo de nuevo. La chica rellenó las grietas con más tierra, golpeó el suelo con un pesado mortero y gritó: "¡Quédate muerta!". Dos días después, hizo lo mismo al ver más grietas en la tumba de la difunta. Tres días más tarde no había ninguna grieta para que ella la sellase con tierra. Esto significó el final de la posibilidad para el ser humano de volver a la vida. La Muerte se había convertido en algo siempre presente. Otra leyenda dice que Imana castigó a la mujer dejando que la muerte viviera con el hombre.


JOKEditar

En la mitología Alur: Reconocen a Jok como el dios que creó todo lo que conocemos. El significado literal de su nombre es "Creador", tambien él es conocido como Jok Odudu, "dios del nacimiento". Siguiendo la mitología Alur, el mundo está lleno de Djok, espíritus y se cree que los antepasados se manifiestan a los vivos en forma de serpiente o rocas grandes. Se celebran ofrendas en los bosque en casos de necesidad, como puede ser la falta de lluvias, siendo una cabra negra el animal más comúnmente utilizado.


JUOKEditar

En la mitología Shilluk: En cada región del mundo por donde Juok, el creador, viajó, creó seres humanos con la tierra que encontró en cada lugar, por lo que dependiendo del color de la tierra que encontraba así salian las personas. Cogió un trozo de tierra y primero le puso los brazos y las piernas, dándole la capacidad para trabajar; después le puso los ojos y le dió la capacidad de ver; luego la boca, y le dió la capacidad de comer y alimentarse; luego las orejas y le dió la capacidad de oir. Finalmente, le dió la capacidad de hablar.


KAANGEditar

Entre los bosquimanos africanos, Kaang es considerado como el creador de todas las cosas.
Pero según la mitología bosquimana, Kaang se marchó del mundo por la oposición que encontró en él; así, recibiendo desobediencia de los primeros seres humanos que creó, envió fuego y destrucción a la Tierra y se marchó al final del cielo. Kaang es el dios de los fenómenos naturales y está presente en todas las cosas, pero especialmente en la mantis religiosa y en el gusano. Además este dios está relacionado con muchos mitos y figura como un héroe mitológico en muchas ocasiones.


KALUNGAEditar

Originalmente Kalunga fue el dios ancestral de los lunda de Angola, Zaire y Zambia. Más tarde, se convirtió en un ser supremo, dios del cielo y de la creación. Él es el que todo lo ve y el que todo lo sabe, y es el juez de los muertos, cuyas decisiones se caracterizan por su compasión y sabiduría. Como dios de los muertos está relacionado con el inframundo y el mar.


KANNOEditar

Nombre del Ser Supremo, entre los negros de las costas Malgaches como creador de todo lo que existe. Creían que todos los bienes dimanan de él. Sin embargo no le concedían una duración eterna. Tendría, por sucesor, otro ser que debía castigar el vicio y recompensar la virtud.
Todos los pueblos de esta costa hacen remontar a este dios el origen de la circuncisión, a la cual sujetan hijos desde la edad de seis meses. Aunque el pueblo parezca penetrado de respeto hacia este ser, y que tengan de él una fe muy elevada, hasta el punto de no atreverse a explicarlo, sin embargo todo su culto se dirige a los espíritus de los muertos.


KAUHAEditar

Dios de la mitologia Khoisan. Se considera que Kauha es un embaucador , y muchas de las historias tratan sobre los trucos que Kauha empleaba con su familia y los animales que habitaron la Tierra, antes de que se fuera a vivir en el cielo.


KHONVOUMEditar

Entre los pigmeos de África central, Khonvoum es el dios creador; Khonvoum gobierna sobre los cielos y durante la noche, recoge trocitos de estrellas y los arroja al sol para que éste pueda emerger el día siguiente con todo su esplendor. Se dice que, Khonvoum creó al hombre blanco y al hombre negro, a partir del barro blanco y del barro negro, y a los pigmeos los creó del barro rojo. Khonvoum también es el gran cazador y lleva un arco hecho con dos serpientes que se aparece ante los mortales como un arco iris. Para ellos, además, creó la jungla con su abundante vegetación y vida animal.


KOSIEditar

Fetiche de los pueblos del Congo, de caracter acuático, ya que de él depende la lluvia, el trueno y el rayo, la pesca y la navegación fluvial, medio principal de comunicación de un territorio exuberante, donde las selvas impenetrables borran todos los caminos. Este fetiche tiene forma de saco de arena cerrado con dos cuernos y plumas en la parte alta.


LEZAEditar

Leza fue el dios supremo de África central y es el dios que creó el mundo; la lluvia fue también creada por Leza. El cielo era gobernado por él. Hacía viento cuando él soplaba, y había truenos cuando él golpeaba. Leza dio a la gente del África central sus costumbres.


MAKEMBAEditar

Los malgaches, habitantes de la Madagascar, veneraban un fetiche llamado Makemba, este cuidaba especialmente del rey y de sus dignatarios, su forma era una trenza de tres cabos atada con una cinta a la que colgaban conchas, huesos, plumas y otras cosas semejantes. Su culto consistía en aspersiones hechas sobre el fetiche y sobre el rey por los brujos, y en la impregnación de un líquido rojo, que también servía para los amuletos y que recuerda el uso del ocre rojo, símbolo de la vida, por los hombres prehistóricos.


MAMI WATAEditar

En la mitología kongo: Mami Wata es un espíritu femenino que vive en el agua que vive en los rios y arrollos, aunque a veces tambien se le presenta viviendo en el mar. Se dice que tiene el pelo oscuro largo, piel muy fina y ojos irresistibles. Aunque ella puede aparecer en los sueños y visiones como un ser marino hermoso, con cola, también se dice que puede aparecer por las calles de una ciudad moderna con la forma de una mujer preciosa y evasiva. Como ella está interesada en todo lo contemporáneo en sus ofrendas se incluyen perfumes, gafas de sol, Coca-Cola y dulces de importación. Los colores de Mami Wata son rojos y blancos. Con esos colores son con los que ella tienta y atrae y las personas a las que consigue subyugar pueden padecer de esa obsesión como de una enfermedad. Aquellas personas que tienen un concepto más positivo hacia este espíritu demuestran sus bendiciones usando el color blanco. Se dice también, que Mami Wata puede acarrear desgracias en la tierra, pero también puede dar abundancia a sus fieles, sus "hijas" o a sus esposos. Mami Wata es tema de poesías, canciones, pinturas, esculturas de madera y ahora películas.


MANGALAEditar

En la mitología Bambara: Con leves peculiaridades, su mitología coincide con la de otros grupos de ascendencia Mande. En la mitología Mande, en el principio, existía sólo Mangala.
Mangala tenía dentro de sí una energía dual, masculina y femenina. Con ambas, hizo una semilla que sembró, pero decepcionado del resultado destruyó el mundo que había creado. Lo intentó de nuevo, pero esta vez separó ambas energías en dos semillas diferentes. Las puso en una sola matriz en forma de huevo y volvió a repetir la operación hasta ocho veces. Estas semillas se transformaros en peces. Todo iba bien hasta que Pemba, uno de los peces masculinos, intentó escapar del huevo y cogiendo parte de la matriz la tiró fuera del huevo y así se creó la tierra. Para restablecer la situación de tranquilidad anterior, Mangala utilizó a Farro, hermano de Pemba, para destruir a éste. Mangala tomó al que estaba en la izquierda de la placenta y lo transformó en el sol, asociando así a Pemba con la oscuridad y a la noche. Farro y otros gemelos fueron transformados en seres humanos. Farro, tras dominar el uso de la palabra, y los otros gemelos se casaron entre ellos pero nunca gemelos entre sí. Ésta es la base de la exogamia entre los Mande. Después, un desconocido llamado Sourakata llegó del cielo con el primer tambor sagrado, un martillo y el cráneo de Farro. Sourakata comenzó a tocar el tambor y a cantar para que viniera la primera lluvia. Sourakata es el primer mago (nyamakalw) Mande. Los Bambara consideran a Faro como la divinidad que controla el cielo y el agua. Faro da el agua a todas las criaturas vivas y enseñó a los humanos el uso de las palabras, de las herramientas, de la agricultura y de la pesca. Cada cuatrocientos años vuelve a la tierra para verificar que todo continúa en armonía.


MARAMBAEditar

Era una especie de dios de los habitantes del Congo, depositario de los juramentos, especializado en la caza y en la justicia. Ante él juraban los acusados, asegurando su inocencia; si era cierta, no les ocurría nada, en caso contrario caían muertos instantaniamente ante la figura de Maramba, colocada encima de un cesto a la entrada de su templo-cabaña. Se le dedicaban los muchachos en cuanto llegaban a la pubertad, hacia los doce años, y se le ofrecían las primeras libaciones de los banquetes de los personajes importantes.


MASSIM-BIAMBEEditar

Entre los mundang del Congo, Massim-Biambe es el omnipotente dios creador.


MAWUEditar

Dios de los Achantis de la Alta Guinea. Mawu tiene dos hijos, Mahov Sodza, bueno, y Mahov Sogblé, malo, que represetan los dos aspectos opuestos de su padre, concebido como ambivalente, caso que recuerda el de otras regiones más desarrolladas, como el brahmanismo.


MBEREEditar

En la mitología fen (En la zona oeste de Bantu), Mbere es el creador. Según cuenta la leyenda él creó al hombre del barro, pero originalmente su creación fue un lagarto, a quien colocó en el gran mar de agua durante cinco días. Al quinto día, Mbere miró y vio al lagarto; volvió a mirar al octavo día y el lagarto había desaparecido. Pero cuando el lagarto emergió del agua, era un ser humano, "Gracias" le dijo el hombre a Mbere.


MBOMBAEditar

El dios creador y primitivo de los mongo del norte de Zaire es Mbomba. Mbomba es también el señor de la vida y de la muerte. Y el sol, la luna y la humanidad son sus niños. También se le conoce con el nombre de «Nzakomba».


MUGASAEditar

En la mitología Mbuti: Cuando Mugasa, dios del cielo, aún vivía entre los humanos impuso a éstos una sola ley : podían comer las frutas de todos los árboles, excepto la fruta de un determinado árgol. La gente respetaba siempre esta ley pero un día, una mujer embarazada pidió a su marido que le trajese fruta del árbol prohibido. El hombre, queriendo complacer a su compañera fue a escondidas al bosque y tomó de esa fruta. Pero la luna le vió y se lo contó a Mugasa. Este se enfadó y mandó la muerte a los seres vivos y él abandonó la tierra para vivir siempre en el cielo.


MUKURUEditar

Entre los bosquimanos herero de Namibia, Mukuru es el dios primitivo y creador de su pueblo.
El dios Mukuru se encontraba solo, sin padres ni compañeros, y mostró su amabilidad dando la lluvia de la vida, sanando a los débiles y sosteniendo a los ancianos. Los herero creen que sus jefes son reencarnaciones de Mukuru y que continúan la obra de Mukuru.


MULUMGUEditar

En todo el este de África, desde los kamba en el norte hasta los zambesi en el sur, Mulumgu es el nombre extendido del dios creador. Muchas personas, como los nyamwezi de Tanzania, le consideran el dios del cielo, cuya voz es el trueno.


NJAMIÉEditar

Los Achantis de la Alta Guinea tienen también como dios a Njamié, divinidad del destino, significa el "resplandeciente", y es a la vez el dios del cielo.


NYALITCHEditar

En la mitología Dinka: Nyalitch es considerado como el único dios del pueblo Dinka, Él es el dios del cielo y de la lluvia y el señor de de los espíritus de los antepasados. Al principio Nyalitch estaba siempre muy cerca del hombre vivió junto a él y éste era inmortal igual que Nyalitch. Los humanos en aquel tiempo no tenían enfermedad alguna y no pasaban nunca hambre, teniendo el mijo que cada día Nyalitch les daba para alimentarse. Un día, Abukn , la primera mujer que Nyalitch había creado, ansiosa por moler más rápido el mijo utilizó un palo tan grande en el mortero que golpeó el cielo. Esto encolerizó a Nyalitch que se retiró de la tierra y dejó solos en esta a los humanos. Desde entonces el país se ha estropeado, y los hombres están ahora sujetos a la muerte, la enfermedad y el hambre. Abukn, la primera mujer, es considerada como la patrona de la mujeres, los huertos y campos.
Se le suele representar como una pequeña serpiente.


NZAMEEditar

En la mitología Fang: En el principio sólo existia Nzame, que tenía tres divinidades: Mkwa, Nzalan y Mebere. Nzame creó el universo y la tierra y le trajo vida. Las tres partes de Nzame estaban admirando esta creación y pensaron que había que crear quien gobernara la tierra y creó el elefante, el leopardo, el antílope y el mono, pero pensaron que había que crear un goberante mejor. Entre los tres hicieron una nueva criatura en su imagen, y le llamaron Fam (poder), y le dijeron que gobernara la tierra. Pasado un tiempo, Fam se volvió arrogante, maltrataba a los animales y dejó de rendir culto a Nzame. Nzame, enfadado, llamó a Ntzalan (trueno) y mandó truenos y relámpagos y destruyó todo lo que existía, excepto a Fam a quien había prometido la inmortalidad. Nzame decidió renovar la tierra y probar de nuevo. Puso una nueva capa de tierra al planeta y creció un árbol en ella. El árbol dejó caer semillas de las que crecieron más árboles. El árbol dejó caer algunas de sus hojas en el agua y se volvieron en peces, y dejó caer otras hojas en la tierra y se conviertieron en animales. La tierra requemada por el trueno quedó debajo y la prueba es que si se excaba profundamente se encuentra esa tierra a la que llamamos carbón. Más tarde, Nzame decidió crear un nuevo hombre, pero esta vez lo haría mortal, y le llamó Sekume, que es el padre de todos nosotros.
Hizo a Sekume con Gnoul (cuerpo) y Nissim (alma). Nissim le da vida a Gnoul. Cuando Gnoul se muere, Nissim sigue vivo. Nissim vive en el ojo. El punto brillante que hay en el centro del ojo es Nsissim. Más tarde, Nzame le dijo a Sekume que cogiera un árbol e hiciera con él una mujer. Así lo hizo y le llamó Mbongwe, que es la primera mujer y la madre de todos nosotros.
Entre los dos tuvieron muchos hijos. Y ¿qué pasó con Fam?. Un día Sekume cogió a Fam, hizo un profundo agujero en la tierra y metió en él a Fam, poniendo una gran figura de Nzame, de piedra, taponando la entrada. Pero Fam hizo túneles debajo de la tierra hasta que consiguió salir fuera. Entonces, al encontrarse con que Sekume, Mbongwe y sus hijos se habían adueñado de la tierra. Enfurecido, se oculto en los bosques y en el agua donde mata a las personas y hunde los barcos.


OBASSI OSAW Y OBASSI NSIEditar

En la mitología Ekoi: En un principio sólo existían los dioses Obassi Osaw y Obassi Nsi y entre los dos crearon todo lo que conocemos. Un día Obassi Osaw hizo a un hombre y una mujer, y los puso en la tierra, y Obassi Nsi les enseñó a cultivar la tierra y a cazar para alimentarse. Cuando acabaron la creación, Obassi Osaw decidió vivir en el cielo y Obassi Nsi optó por mantenerse en la tierra. El dios que vive en el cielo nos da la luz y la lluvia, pero también las sequías y las tormentas. El dios de la tierra nos alimenta y devuelve a la tierra a las personas cuando éstas mueren.

OVISARAEditar

Dios de los negros de las regiones de Benín, Togo, Dahomey y parte de las costas del golfo de Gunea. Dios supremo, creador del universo y de los hombres. Su bondad era tan infinita, que nadie se preocupaba por rendirle culto ni de agradecerle, razgo común a muchos pueblos africanos.


PAMBAEditar

Los ovambo se ubican en la zona norte de la sabana del suroeste africano, en concreto en Angola y Namibia. En la mitología de los ovambo Pamba es el creador y el sustento de la vida.


TAIVADUEditar

Los malgaches, habitantes de la Madagascar creían en Taivadu, dios que disponía de un ejército de diablos, causantes de todo mal en las enfermedades, la muerte y las catástrofes, a pesar de su tamaño diminuto que no excedía un centímetro.


TOREEditar

Los bambuti cuentan que Tore, el Señor de los animales y de la caza, se manifiesta como tormenta y que se oculta en el arco iris. Tore suele representarse en los ritos de iniciación en forma de leopardo.


UMVELINQANGIEditar

En la mitología del pueble Zulú, Umvelinqangi es el dios creador y omnipresente, que se manifiesta en forma de trueno y terremoto. Él es el creador de los primeros juncos de los cuales emergió el dios supremo Unkulunkulu.


UNCHULOGUEditar

Los Cafres del Africa, reconocen una especie de ser supremo, el gran espíritu Unchulogu, superior a las almas de los muertos y a las almas de las cosas al que se le sacrificaban animales.


UNUMBOTTEEditar

Es una divinidad creadora para el pueblo basari de Togo, en África occidental.


UNKULUNKULUEditar

Dios de los Zulús del Africa. Conservador de la humanidad. Salió de un tronco primitivo o de un cañaveral, igual que los hombres. Disponía de la muerte y la vida, se cuenta que envió al camaleón Unawabu a los hombres con la noticia de que nunca morirían; pero este animal se entretuvo tanto durante su trayecto, que dió tiempo a que el Gran Espíritu cambiara de parecer y mandara a un lagarto llamado Intulo con la noticia contraria, y se dió tanta prisa éste que llegó antes que el camaleón, decidiendo así, para siempre, el destino de los hombres.
Los Zulús sienten por esta razón, igual antipatía por los camaleones que por los lagartos.


WELEEditar

Para los kavirondo (los vusugu) asentados en Kenia, Wele es el dios supremo de su panteón.
Wele, creó en primer lugar los cielos, el sol, la luna y los otros cuerpos celestes. Pero el sol y la luna luchaban entre sí, de modo que Wele se vió obligado a separarlos y decretó que cada uno de ellos ocuparían solamente el cielo en horas alternas. Después, Wele creó las nubes, el relámpago, las estrellas, la lluvia, los arco iris y el aire. Finalmente creó la tierra y a la humanidad para que compartieran las riquezas de la tierra con el resto de los seres creados. Pero una vez, Wele, disfrazado de camaleón, vino a comprobar cómo iban las cosas en la tierra y cuando se presentó ante los humanos éstos se negaron a compartir los alimentos con él. Enfadado, maldijo al agricultor y a su descencencia y les castigó con la pérdida de la inmortalidad. El mito de creación del pueblo kavirondo es claramente un mito desarrollado en varias fases. Nuevamente nos encontramos ante un ejemplo de divinidad con doble aspecto, ya que Wele aparece de dos maneras: como Omuwanga, el dios "blanco" bondadoso, y como Gumali, el dios "negro" que trae el infortunio y castiga.


YACHAREditar

Los malgaches, habitantes de la Madagascar reverenciaban a un dios supremo, benéfico, conocido como Yachar o Jachar, que carecía de estatuas, culto, altares y no recibía ofrendas y demás honores, porque por su bondad, no era preciso propiciarlo, y además sabía lo que el hombre precisaba y las necesidades que tenian. Yachar tenía a sus órdenes una legión de espíritus benéficos, especie de ángeles de color, a él se enfrentaba el espíritu del mal, Angat, y el mál supremo, Taivadu.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar