FANDOM


En la mitología griega y romana, los cíclopes (Antiguo griego: Κύκλωψ, Kuklōps, plural: Κύκλωπες, Kuklōpes, "ojo redondo" u "de ojos circulares") son una raza de gigantes de un solo ojo. Hay dos generaciones de cíclopes:

  • Los primeros cíclopes son Arges, Brontes y Estéropes. Son descritos como inmensas bestias de naturaleza divina, hijos de Urano y Gea y hermanos mayores de los titanes. Era tal su poder que el propio Urano los encerró en el Tártaro, temiendo por su seguridad. Están emparentados con Cronos. Zeus los liberó y forjaron los rayos de Zeus, el casco de la invisibilidad de Hades y el tridente de Poseidón, que los dioses usan para derrotar a los titanes.
  • Los segundos cíclopes, aunque pertenecientes al árbol genealógico de las deidades grecolatinas, no son de naturaleza divina y no tienen mucho que ver con sus antecesores. Estos fueron hijos de Poseidón, su aparición más notable fue durante la Odisea de Homero.

Aparecen en otros relatos escritos por el dramaturgo Eurípides, el poeta Teócrito y el poeta épico romano Virgilio

En un famoso episodio de la Odisea de Homero, el héroe Odiseo se encuentra con el cíclope Polifemo, hijo de Poseidón y Toosa, que vive con otros cíclopes en un país distante. La relación entre los dos grupos se ha debatido desde la antigüedad. Eurípides y Virgilio basaron sus relatos en el de Homero. Estrabón describe otgro grupo de siete cíclopes licios, también conocidos como "gasterócheires" porque se alimentaban con el trabajo de sus manos. Habían construido las murallas de Tirinto y quizás las cavernas y laberintos cerca de Nauplia, que son llamadas ciclópeas.[1]


NacimientoEditar

Los primeros nacieron hijos de Urano, que los condenó a las profundidades del tártaro.

Los segundos nacieron como hijos de Poseidón. Son los más conocidos. El más conocido de ellos fue Polifemo.

MitologíaEditar

Ciclopes-mitologia.jpg

ciclope atacando

Los cíclopes, de acuerdo a la mitología griega, eran gigantes de un solo ojo en medio de la frente. Tanto a los primeros como a los segundos se los consideraba hóstiles y de naturaleza cruel. Algunos de los primeros cíclopes personificaban fenómenos atmosféricos: la tempestad, el trueno, el rayo y otros eran constructores a los que se les atribuían algunos sectores de los palaciones helénicos. Según otras fuentes, los cíclopes eran ayudantes de Hefesto, dios del fuego y protector de la metalurgia.

El poeta Hesíodo nos dice que había tres hijos de Urano y Gea, y que eran ellos los que forjaban los rayos de Zeus; estos Cíclopes mueren en manos de Apolo, por la muerte de Asclepio.

De acuerdo a la Odisea, los cíclopes (segunda generación) con los que se encuentra Ulises cuidan ovejas y viven en un país que podría identificarse con Sicilia. Al desembarcar, el cíclope Polifemo encierra a Ulises y a sus hombres en una cueva y come a varios de ellos.

HomeroEditar

Aunque Homero no especifica que los cíclopes solo tengan un ojo, se implica cuando Odiseo ciega a Polifemo clavándole una estaca en su único ojo.

HesiodoEditar

En la Teogonía de Hesiodo, los cíclopes - Brontes (Griego: Βρόντης, "tronador"), Estéropes (Griego: Στερόπης, "rayo") y Arges (Griego: Ἄργης, "brillo") - eran los hijos primordiales de Urano y Gea y hermanos de los hecatónquiros y los titanes. Como tal, estaban lazos de sangre con los titanes y dioses y diosas olímpicos.[2] Eran gigantes con un solo ojo en medio de sus frentes y un caracter grosero. Según Hesiodo, eran fuertes y obstinados. Colectivamente se convirtieron en sinónimos de fuerza bruta y poder, y su nombre se invocaba en relación con la gran mampostería. Solían mostrarse en su forja.

Urano, temiendo su fuerza, los encerró en el Tártaro. Crono, otro hijo de Urano y Gea, los liberó junto los Hecatónquiros, tras derrocar a Urano. Crono los devolvió al Tártaro, donde se quedaron, custodiados por la monstruo Campe, hasta que fueron liberados por Zeus. Fabricaron los raos que Zeus usaría como arma, ayudaron a derrocar a Crono y a los otros titanes. Los rayos, que se convertirían en la principal arma de Zeus, fueron forjados por los tres cíclopes, añadiendo Arges el brillo, Brontes el trueno y Estéropes el rayo.

Estos cíclopes también crearon el tridente de Poseidón, el arco y flechas de luz de Luna de Artemisa, el arco y rayos solares de Apolo el casco de oscuridad de Hades que fue dado a Perseo para matar a Medusa.

CalímacoEditar

Según el himno de Calímaco,[3] eran los ayudantes de Hefesto en la forja. Se decía que los cíclopes habían construido fortificaciones "ciclópeas" en Tirinto y Micenas en el Peloponeso. Se decía que los ruidos procedentes del interior de los volcanes se debían a su trabajo.

EurípidesEditar

Ciclops.jpg

ilustración del cíclope

Según la obra Alcestis de Eurípides, Apolo mató a los cíclopes en represalias por el asesinato de Asclepio a manos de Zeus. Por este crimen, Apolo fue obligado a servir a Admeto durante un año. Otras historias dicen que Zeus luego revivió a Asclepio y a los cíclopes. Esto fue después del año de servicio de Apolo. Zeus perdonó a los cíclopes y a Asclepio del inframundo, a pesar de estar muerto, incluso aunque Hades es el señor de los muertos y eran sus prisioneros. Hades tampoco dejó a sus almas dejar el inframundo. Zeus no podía soportar la pérdida de los cíclopes porque eran la principal razón por la que los olímpicos asumieron el poder. También, Zeus resucitó a Asclepio a petición de Apolo para acabar con la enemistad.

En algunas versiones de este mito, cuando Apolo mata a los cíclopes, sus fantasmas habitan en las cavernas del monte Etna.[4]

TeócritoEditar

Ciclope-11.jpg

dibujo del ciclope

El poeta siciliano griego Teócrito escribió dos poemas c. 275 a.C. respecto al deseo de Polifemo por Galatea, una ninfa marina, y su estrategia para obtenerla.[5]

VirgilioEditar

Virgilio, el poeta épico romano, escribió en el libro III de la Eneida, cómo Eneas y su tripulación desembarcaron en una isla de cíclopes tras escapar de Troya al final de la guerra de Troya. Eneas y su tripulación desembarcaron cuando se encontraron con un griego desesperado de Ítaca, Aqueménides, quien naufragó allí años antes con la expedición de Odiseo (como se muestra en la Odisea]].

El relato de Virgilio actúa como secuela de la historia de Homero, con el destino de Polifemo como cíclope ciego tras el escape de Odiseo y su tripulación, donde en algunos casos Polifemo ha recuperado su vista.

Dionisíacas de NonoEditar

La guerra india de Dionisio fue contada sobre cuando Rea, la madre de Zeus, pidió a un gran grupo de dioses rústicos y espíritus que se unieran al ejército de Dionisio. El rey Deriades era el líder de la nación de India y se decía que los cíclopes aplastaban la mayoría de sus tropas. Se explica que los cíclopes mataron a muchos hombres en la guerra, que es también la única historia donde se explica cómo luchan. Son los mismos gigantes que intentaron derrocar a Zeus.

Cíclopes en las leyendas del CaucasoEditar

"Hay muchas variantes de la leyenda del cíclope en [la región d]el Caucaso, y uno de los factores menos comunes en estas leyendas es que el gigante (Cíclope) es un pastor, como era en La Odisea".[6] Un ejemplo es de Georgia, donde dos hermanos quedaron atrapados en la cueva del "Un-ojo". Calentaron el asador de su fuego y se lo clavaron en el ojo para escapar.[7]

OrígenesEditar

Walter Burkert entre otros sugiere que los grupos y sociedades arcaicos de dioses menores reflejan asociaciones reales de culto: "Se puede suponer que los gremios de herreros están detrás de los Cabiros, los Dáctilos ideos, los Telquines y Cíclopes"[8]. Los cíclopes vistos en la Odisea de Homero son de un tipo distinto a los vistos en la Teogonía y no tienen relación con la herrería. Es posible que Polifemo se asociara a leyendas independientes que no lo hicieran un cíclope hasta la Odisea de Homero; Polifemo pudo ser un tipo de daemon o monstruo local en las historias originales.

Otro posible origen para las leyendas de los cíclopes, según el paleontólogo Othenio Abel en 1914[9], son los cráneos prehistóricos de elefantes enanos - del doble de tamaño de un cráneo humano - encontrados por los griegos en Chipre, Creta, Malta y Sicilia. Abel sugirió que la gran cavidad nasal central (para la trompa) en el cráneo pudo interpretarse como una gran cuenca ocular.[10] Dada la inexperiencia de los locales con elefantes vivos, es improbable que reconocieran de qué eran realmente los cráneos.[11]

El eléboro blanco (Veratrum album), una hierba medicinal descrita por Hipócrates antes del 400 a.C.[12], contiene los alcaloides ciclopamina y jervina, que son teratógenos capaces de causar ciclopia y holoprosencefalia, graves defectos congénitos en el que el feto puede nacer con un solo ojo. Los estudiantes de teratología han propuesto la posibilidad de una relación entre esta deformidad del desarrollo en niños y el mito con el que fue nombrado.[13] A pesar de la conexión entre la hierba y las anormalidades congénitas, es posible que estos infrecuentes defectos de nacimiento puedan haber contribuido al mito. Sin embargo, un estudio de humanos deformados nacidos con un solo ojo muestra que todos tienen una nariz sobre el ojo, no por debajo.[14] Esto debilita la idea de que el mito se basaba en humanos deformados, ya que en las historias tienen el ojo por encima de la nariz, a diferencia de los casos estudiados.

Usando herramientas filogenéticas, Julien d'Huy ha reconstruido la historia y prehistoria de las versiones de Polifemo hasta el periodo Paleolítico.[15]

ReferenciasEditar

  1. Estrabón. «11», Gredos (ed.). Geografia Libros VIII-X, pp. 143. Consultado el 11 de julio de 2016.
  2. Hesiodo, Teogonía 139 ff.. Arges también era llamado Acmónides (Ovidio, Fasti iv. 288), o Piracmón (Virgilio, Eneida viii. 425).
  3. A Artemisa, 46f. Ver también Geórgicas 4.173 y Eneida 8.416ff de Virgilio.
  4. Graves, Robert (1960). The Greek Myths, London: Penguin Books, pp. 31. ISBN 9780140171990.
  5. Homero, Odisea, ix 331-333
  6. p. 13. Hunt, David. 2012. Legends of the Caucasus. London: Saqi Books.
  7. p. 220. Hunt, David. 2012. Legends of the Caucasus. London: Saqi Books.
  8. Burkert (1991), p. 173.
  9. Conjetura de Abel señalada por Adrienne Mayor, The First Fossil Hunters: Paleontology in Greek and Roman Times (Princeton University Press) 2000 ISBN 1400838444.
  10. Las cuencas reales reales y más pequeñas están a los lados y, siendo muy superficiales, apenas eran percibidas como tal.
  11. "Meet the original Cyclops". Retrieved 18 May 2007.
  12. . 1911 Encyclopædia Britannica, citing Codronchius (Comm.... de elleb., 1610), Castellus (De helleb. epistola, 1622), Horace (Sat. ii. 3.80-83, Ep. ad Pis. 300).. Consultado Error: No se ha definido la fecha de acceso a la página.
  13. Armand Marie Leroi, Mutants; On the Form, Varieties and Errors of the Human Body, 2005:68.
  14. Nelson, Edward. 1958. The One-Eyed Ones. Journal of American Folklore Vol. 71, No. 280: 159-161.
  15. Julien d'Huy, Polyphemus (Aa. Th. 1137) A phylogenetic reconstruction of a prehistoric tale, New Comparative Mythology, 1, 2013.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar