FANDOM


Azer fue el padre del fundador de la religión de los gauros o güebros[1]. Según ellos eran franco de origen y escultor de profesión. Luego que llegó a Babilonia, se casó con una mujer del país llamada Dogdon; visitada esta mujer por un ángel que Dios le envió, se llenó de una luz celeste y quedó embarazada. Los astrólogos conocieron, por la inspección de los astros, que el hijo que daría a luz sería un profeta y daría a luz a una nueva secta.

Advirtiendo de ello a Neubrout que entonces reinaba, mandó este príncipe que se diese muerte a todas las mujeres que se hallasen encinta dentro de su imperio. Se ejecutó la orden, pero no pudo descubrirse el embarazo de la madre del futuro profeta, de modo que ella se salvó, y al niño que nació afortunadamente se le dio el nombre de Ibrahim-Zer-Ateucht. Después de su nacimiento aparecieron nuevos peligros. Avisado el rey, le hizo traer a su presencia y, tirando del sable, quiso matarle por sus propias manos; pero apenas iba a descargar el golpe se le secó repentinamente el brazo. Entonces mandó encender una gran hoguera e hizo arrojar en ella al niño, que quedó como si descansase en un lecho de rosas. Se le prepararon otras varias muertes, pero se liberó de ellas por un enjambre de mosquitos que inundaron todo el reino y de los cuales, introduciéndose uno dentro de la oreja del rey, le enfureció y le ocasionó la muerte, Cha-Clo-chtés, sucesor suyo, quiso también usar mil crueldades contra el niño, pero quedó tan pasmado de los milagros que le vio operar, que le adoró, como lo hacía ya el pueblo. Después de varios prodigios, el profeta desapareció trasladándose al cielo, según dicen unos, en cuerpo y alma y según otros, encontró cerca de Bagdad un féretro de hierro, y habiéndose metido en él fue transportado por los ángeles. Después que lbrahim-Zer-Ateucht se halló en posesión de la gloria del paraíso, envió Dios por su conducto siete libros que contenían la verdadera religión, luego otros siete, de la explicación de los sueños, y finalmente siete de medicina. Dueño Alejandro del Oriente, mandó quemar los siete primeros porque no había persona que entendiese su lenguaje y guardó los catorce restantes para su uso particular. Habiendo acaecido la muerte de este príncipe, algunos doctores gauros restablecieron, según se lo permitió su memoria, los libros que se habían perdido y compusieron, según se dice, uno grande que los gauros de hoy día conservan aun, pero que no pueden entender, y del cual tampoco conocen los caracteres, diferentes al Árabe, el persa y el índico. Este tejido de fábulas tiene mucha relación con las que los griegos propagaron de Zerdurst o Zoroastro: y este Ibrahim-Zer-Ateucht parece ser el mismo personaje.

También: El Angel del fuego elemental y de todo lo que se hace con el fuego, según los güebros.

BibliografíaEditar

  • B. G. P. (1835). José Taul (ed.). Diccionario universal de mitología ó de la fábula, Biblioteca del Ateneo de Barcelona, pp. 209.


ReferenciasEditar

  1. Núñez de Taboada, Melchior E. (1820). Brunot - Labbe (ed.). Diccionario Frances-Español y Español-Frances, Volumen 1, pp. 444. «Gaures ó Guebres, s. m. pl. (voz tomada del árabe) Gauros o Güebros: Llamanse así los idólatras adoradores del fuego.»

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar